Así, para este último partido del año, ya en vísperas de la Navidad, se lanza la campaña solidaria de recogida de juguetes que intenta que ningún niño se quede sin juguetes.

Los asistentes al partido del sábado podrán entregar juguetes en el pasillo de entrada al pabellón y participar además en el tradicional lanzamiento de peluches que se realizará durante el descanso. Todos los juguetes serán donados para repartirlos entre los más desfavorecidos.