El Recoletas Atlético Valladolid debuta mañana sábado a las 17:00 horas en el Vicente Trueba (La8 CyL Valladolid y LaLiga Sports TV) dentro de la Liga Sacyr Asobal 2021-22 ante un rival inicialmente directo en el objetivo de garantizarse seguir en la máxima competición del balonmano nacional a final de curso. Los cántabros del Bathco BM Torrelavega, como lo fueran también en la pretemporada, serán el examen inaugural en competición oficial para unos renovados gladiadores azules que ya de entrada se juegan dos puntos fundamentales para su devenir en la presente campaña.

En el amistoso de preparación celebrado en el mismo escenario de mañana el pasado 7 de agosto, los locales se mostraron mas conjuntados y vencieron, 30-25, aunque el Recoletas nunca le perdió la cara al encuentro. Después de más de un mes transcurrido desde aquella cita, el cuadro de Pisonero más rodado confía en dar una mejor versión y optar a llevarse los dos puntos, aunque ahora también deberá contar con el factor ambiental en contra (en pretemporada fue a puerta cerrada), ya que la cancha podrá acoger a un 75% de ocupación sobre los 2.500 espectadores aproximados que tiene su aforo.

Para este reto, la expedición del Recoletas se desplazará en el día (mañana sábado a mediodía) y el técnico David Pisonero contará con las ya conocidas bajas de larga duración de los centrales Diego Camino y Alejandro Pisonero, por lo que a los restantes 15 jugadores de la plantilla profesional, se unirá en esta ocasión uno de los jóvenes que ha hecho la pretemporada con el equipo, el extremo derecho Sergio Casares, que reforzará la plantilla como opción de recambio para un Jorge Serrano que alternará su puesto natural en el extremo con las labores especialmente de central o también de lateral que ya viene desempeñando durante la puesta a punto.

El Recoletas ha disputado cinco amistosos esta pretemporada con tres victorias (Frigoríficos Morrazo, Abanca Ademar e Incarlopsa Cuenca) y dos derrotas (Bathco Torrelavega y Viveros Herol BM Nava), mostrando en general buenas sensaciones aunque la lógica falta de acoplamiento y continuidad por la cantidad de nuevos jugadores (hasta 7) que se han incorporado a la plantilla pucelana.

Por su lado, el técnico del Bathco BM Torrelavega, Álex Mozas, cuenta para el estreno de su club en Liga Sacyr Asobal con una escuadra que mantiene la base de la temporada pasada en la que lograron ascender siendo campeones de la División de Honor Plata, fichando además refuerzos de calidad como el ex portero del Recoletas, Carlos Calle, u otros con pasado vallisoletano como el pivote Gonzalo Porras. En la pretemporada, el conjunto cántabro no ha escatimado encuentros disputando un total de nueve amistosos con un buen balance de seis victorias, un empate y dos derrotas, superando a rivales de entidad como Abanca Ademar o el propio Recoletas.

El entrenador de los gladiadores azules, David Pisonero, analiza como afrontan los suyos el debut en la vigente Liga Sacyr Asobal, “seis semanas y media de pretemporada se quedan cortas para prepararse y hubiéramos necesitado algo más de rodaje. Vamos sin el virtuosismo en el juego del inicio de la temporada pasada, pero hemos ganado en juventud y agresividad, tenemos mas intensidad y un ritmo de juego alto y los chicos están físicamente muy bien, aunque Fischer está algo tocado por tantas pretemporadas seguidas como la que ha hecho para la Olimpiada. Me habría gustado que en el calendario no nos tocaran equipos de nuestra liga al principio porque ya sin empezar tenemos que ir a Torrelavega a por dos puntos fundamentales”, afirma.

En cuanto al rival, Pisonero describía de esta forma al Bathco Torrelavega. “Es un equipo muy complicado como vimos en el partido amistoso que tuvimos allí y no estamos para jugarle tanto de tu a tu como a otros, ya que nos pueden competir la velocidad de juego y eso es muy incómodo para nosotros, y además no tenemos un rol de cambios amplio como la temporada pasada. Aunque es un recién ascendido tiene rodaje, jugar en su pista no es nada sencillo, tiene un buen bloque y juegan con muchísima intensidad defensiva, con mucho contacto en cada defensa y eso además lo multiplican en casa. Explotan mucho las acciones individuales de Isi Martínez o Colunga, y los fichajes de Spiljak y Carlos Calle les han dado un poso de tranquilidad en las rotaciones para sacarlas mucho rendimiento”, desgranó David Pisonero.