El Recoletas Atlético Valladolid disputa su último partido de la temporada ante el Secin Group Alcobendas (sábado, 17.00 horas) en el Pabellón de los Sueños de la ciudad madrileña. Los gladiadores azules, con la octava plaza ya asegurada, quieren más y buscan escalar un puesto y terminar en la séptima posición, que sería la mejor clasificación histórica del club en Asobal.

Para conseguir ocupar la séptima plaza el Recoletas Atlético Valladolid debe ganar en Alcobendas y esperar que Bada Huesca pierda su partido ante el Barça Lassa. Un empate a 33 puntos con los oscenses favorece a los vallisoletanos tras la espectacular victoria de la última jornada en Huerta del Rey (32-22), que le sirvió para recupera el gol average particular. También un triple empate a 33 puntos con Bada Huesca y Liberbank Cuenca permite al Recoletas ocupar la séptima plaza, que no la sexta que iría para Huesca. Por último, un empate a puntos solo con Liberbank Cuenca favorece a Cuenca por mejor gol average particular. 

Sea como sea, el final de temporada de los gladiadores azules será igualmente brillante. El Recoletas Atlético Valladolid acumula ya seis jornadas sin perder, su récord en la Liga Asobal, con 5 victorias y un empate. Ahora tiene 31 puntos, su récord en la categoría, y desde la abultada derrota ante el Barça Lassa de la jornada 18, los de David Pisonero han sumado 15 de los 22 puntos posibles. Todo un logro que ha permitido al equipo luchar por la séptima plaza en la última jornada. 

De este modo, los gladiadores azules llegan a este último duelo en Alcobendas en su mejor momento histórico en la Liga Asobal. Enfrente tendrá un Secin Group Alcobendas ya descendido, en la última plaza, pero querrá despedirse de su público con victoria. Ya ganó la pasada semana en Cuenca (23-26) y buscará repetir triunfo y decir adiós con orgullo.

El conjunto vallisoletano ya sufrió muchísimo en el partido de la primera vuelta ante el Alcobendas en Huerta del Rey. Los vallisoletanos se impusieron (25-24), pero con muchos problemas y con un gol en el último suspiro de Dani Pérez. 

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, habló hoy sobre este próximo encuentro ante el Secin Group Alcobendas, el último de la temporada: “Vamos con aspiraciones de ganar. No ha acabado la competición y no podemos quedar contentos, por eso vamos con ganas a Madrid, a competir y traernos dos puntos, ese el principal objetivo: cerrar con victoria la temporada”.

Pese a ser el último encuentro del curso, con el octavo puesto ya atado, ahora el último objetivo de este final de liga será ocupar la séptima plaza, y David Pisonero cree que no habrá problema de motivación. “Se presupone la intensidad de la plantilla. Todos tenemos la ilusión de terminar bien, después de una temporada en la que hemos trabajado mucho, de amoldarnos a la Liga, y de haber cogido el punto de competición, con mejoras en varias facetas. Queremos disfrutar de lo que tenemos y la manera que tenemos de hacerlo es ganando”, explicó Pisonero.

“Será un partido divertido seguro, pero ahora estamos viendo al verdadero Alcobendas, sin ataduras, descendido, pero con su dimensión real de juego. Son un buen equipo, se merecen más puntos de los que tiene, es un equipo trabajado, con buenas individualidades, intensidad, ritmo alto… en las últimas jornadas es un equipo distinto al de la primera vuelta”, añadió el entrenador.

El rival de los vallisoletanos, el Secin Group Alcobendas, llega tras imponerse al Liberbank Cuenca (23-26) con un buen partido de Alfonso de la Rubia, exjugador del Recoletas. El central es su líder y máximo goleador (126 goles anotados) pero también destacan hombres como el lateral izquierdo Asier Nieto (101 goles), el lateral derecho Manuel Catalina (90), Gonzalo Velasco (86), el pivote montenegrino Admir Pelidija (51) y sus extremos: Mario Crespo (47) e Ignacio Gimeno (52), además de su portero bielorruso Dzmitry Patotsky, fichado por el Ademar León para la próxima campaña.