Diego Camino recibió en la Gala Anual de la Federación de Castilla y León de Balonmano, celebrada el pasado sábado en nuestra ciudad, la medalla e insignia de oro de la entidad por su dilatada y destacada trayectoria como jugador.

El capitán del Recoletas decidió retirarse a la conclusión de la presente temporada tras 25 años de carrera como jugador profesional. Camino cumplió en este curso su séptima temporada en el club pucelano y ha abandonado la práctica profesional deportiva ocupando un puesto muy destacado en la estadística de los gladiadores azules, siendo su tercer mejor anotador histórico con 486 goles totales y asimismo, habiendo alcanzado cifras significativas en Liga Sacyr Asobal como los 293 partidos con Teucro, Villa de Aranda y el propio Recoletas Atlético Valladolid, logrando además llegar a los 671 tantos anotados.

Diego Camino anunció que dejaba el balonmano a nivel profesional el 20 de mayo pasado en una rueda de prensa en la que estuvo acompañado por el presidente Mario Arranz y el entrenador David Pisonero, y a la que también acudieron muchos de los compañeros y técnicos con los que compartió vestuario este último año.

Por otra parte y volviendo al acto federativo, que se ha vuelto a celebrar este 2022 tras el parón obligado por la pandemia de covid-19, la institución deportiva territorial reconoció los éxitos y la contribución de jugadores, entrenadores, clubes, árbitros, prensa, directivos y de todas aquellas personas vinculadas al balonmano regional que han ayudado de manera notable a su desarrollo, así como la aportación de patrocinadores e instituciones.

De esta forma y en cuanto a nombres propios, además del homenaje a Diego Camino, Luis Colmenero Rubio, árbitro de extensa trayectoria y directivo en entes federativos fue nombrado Presidente de Honor de la FCYLBM. Otros momentos particularmente emotivos tuvieron lugar con el homenaje póstumo al joven jugador fallecido hace unos meses, Javier Zalama, a Luis Martín Ibáñez como "Leyenda del Balonmano", al árbitro Fernando Jiménez y al directivo Santiago Manguan.