El Recoletas Atlético Valladolid cayó derrotado en su visita al Bidasoa Irún (33-28). Los errores en ataque, las exclusiones e incluso la mala suerte en algunas acciones y lesiones de los gladiadores azules marcaron el devenir de un choque en el que siempre fueron por detrás, pero en el que siempre compitieron. Los de David Pisonero no dieron nunca su brazo a torcer. Su fe y entrega en defensa, con algunos momentos brillantes en portería, dio fuerzas al Recoletas para llegar al final con opciones, pero los locales se mostraron certeros y eficaces en los minutos finales y no permitieron la sorpresa.

Esta es la segunda derrota del Recoletas Atlético Valladolid en esta temporada, ante un rival superior ante el que plantó cara. Los gladiadores siempre fueron a remolque, con hasta 6 goles de desventaja en la primera mitad, pero el enorme esfuerzo en defensa del Recoletas le permitió mantenerse en partido y llegar con opciones al final. A los errores en ataque, con más pérdidas y lanzamientos fallados que de costumbre se sumaron las exclusiones, que dejaron a los vallisoletanos muchos minutos en inferioridad y sin José Toledo, que fue descalificado antes del descanso. 

Por si fuera poco lastre, el mejor anotador del Recoletas hoy, Tarcisio Freitas (5 goles), tuvo que retirarse lesionado en los momentos más críticos de la segunda mitad. Sobresalieron también Nicolo D’Antino (4 goles), Pedro Martínez (4), Alejandro Pisonero (3) o los dos porteros, César Pérez en la primera mitad, y Yeray Lamariano en la segunda. Pero todo fue insuficiente para superar a un Bidasoa Irún muy sólido, sin fisuras en defensa y con un ataque eficaz fundamentado en el trabajo de Iñaki Cavero (6), Rodrigo Salinas (6), Jon Azkue (5) y Asier Nieto (5).

El Recoletas sobrevivió al Bidasoa en una primera parte en la que cometió muchos errores en ataque, con pérdidas en pases y errores en lanzamientos, lo que lastró su ritmo y le obligó a ir por detrás en el marcador. Ya desde el inicio (4-0, minuto 4), se notó a un Atlético Valladolid nada cómodo en ataque. Tras un obligado tiempo muerto, los vallisoletanos mejoraron en defensa pero Bidasoa seguía anotando (8-3 minuto 11). 

La mejoría en defensa, con un 5:1 con Miguel Camino de avanzado, y con un buen César Pérez bajo palos despertó a los de David Pisonero tras alcanzar su peor desventaja (11-5. minuto 20). Los goles de Tarcisio Freitas y el propio Miguel Camino redujeron la diferencia (11-8, minuto 23). El partido se equilibró pero el Recoletas siguió pagando sus errores, esta vez en defensa, con una doble inferioridad que cortó la remontada visitante. Fue el joven Alejandro Pisonero, con tres goles consecutivos, el que mantuvo al Recoletas vivo (14-12). Para cerrar el primer tiempo Jose Toledo fue descalificado con tarjeta roja tras un golpe a Jon Azkue, dejando al Recoletas sin su mejor hombre al descanso (15-12).

Ya en la segunda mitad, buenos primeros minutos del Recoletas, con Freitas, D’Antino y Pedro Martínez desde el pivote como punta de lanza de un ataque más fluido. Los vallisoletanos, muy centrados en ambos lados de la pista, con un César Pérez acertado en portería, se pusieron a solo dos goles de Bidasoa (19-17, minuto 37). 

Sin embargo, los irundarras no frenaron su ritmo anotador y se aprovecharon de nuevo de los errores visitantes para mantener su ventaja entre 3 y 4 goles (24-20, minuto 45), que alcanzó los 5 poco después (27-22, minuto 48). Un último esfuerzo del Recoletas en defensa, que mantuvo el 5:1 en esos minutos, le dio esperanza (27-24). Pero el intercambio de goles posterior benefició al Bidasoa, que mantuvo la calma y gestionó bien su ventaja para llevarse el partido sin apuros (33-28).

El técnico David Pisonero contó con la ausencia por lesión de Manu García y de Pablo Herrero por decisión técnica, lo que permitió la inclusión en la convocatoria del pivote Daniel Virulegio por primera vez esta temporada, aunque finalmente no debutó.

David Pisonero, explicaba tras el encuentro su valoración de esta derrota: “Ha sido un partido precioso para el espectador, que nunca estuvo decidido ya que mantuvimos la cara tras un mal inicio, que es lo que ha decidido el devenir de la primera parte y a la postre el final el partido”. El técnico añadió: “Tuvimos un lastre con las lesiones de Tarcisio y de Darko, con los que no hemos podido contar con ellos en la segunda parte. Pero con todo y con eso hemos dado la cara, hemos jugado bien, con un buen balonmano. Hemos exigido al Bidasoa, que era nuestro objetivo: competir el partido y llegar hasta el final con opciones de victoria. Estoy convencido de que si no hubiera sido por ese mal inicio hubiéramos tenido chance de sacar puntos”.

FICHA TÉCNICA

Bidasoa Irún (33):  Iñaki Cavero (6, 3p), Mikel Zabala (3), Eneko Furundarena (-), Julen Aguinagalde (3), Mehdi Sadri Harbaoui (portero, 3 paradas), Rodrigo Salinas (6, 1p), Julen Mugica (2), Xabier Barreto (-), Mihajlo Mitic (-), Jon Azkue (5, 1p), Thomas Tesoriere (-), Metheus Francisco da Silva (-), Gorka Nieto (3), Jakub Jacek Skrzyniarz (portero, 9 paradas), Asier Nieto (5).

Recoletas Atlético Valladolid (28): Borja Méndez (2), Tarcisio Freitas (5), Alejandro Pisonero (3), César Pérez (portero, 11 paradas), Álvaro Martínez (2), Miguel Martínez (2), Pedro Martínez Ayres (4), Dimitar Dimitrioski (3), Robert Rosell (-), Nicolo D´Antino (4, 2p), Daniel Virulegio (-), Miguel Camino (1), Henrrique Petter (-), Yeray Lamariano (portero, 7 paradas), José Toledo (-), Darko Dimitrievski (2).

Parciales cada 5 minutos: 4-1, 7-3, 8-5, 10-5, 13-9, 15-11 -descanso- 17-15, 21-18, 24-20, 27-23, 31-26 y 33-28

Árbitros: Jesús Escudero Santiuste y Jorge Escudero Santiuste. EEcluyeron por 2 minutos a Pedro Martínez (8’), Darko Dimitrievski (15’), Jose Toledo (23’ y tarjeta roja 28’), Tarcisio Fretias (24’), Matheus Da Silva (36’, 58’), Nicolo D’Antino (43’), Eneko Furundarena (49’), Miguel Martínez (55’).

Incidencias: Polideportivo Artaleku (Irún), partido correspondiente a la J4 de Liga Asobal, televisado por LaLiga Sports TV.


Fotos: Arrate Morales