El Recoletas Atlético Valladolid se mide mañana sábado a partir de las 12:00 horas en Huerta del Rey, televisado por GOL y LaLiga Sports TV, al todopoderoso Barça, en un desigual choque correspondiente a la jornada 7 de la Liga Sacyr Asobal.

El conjunto pucelano afrontará esta cita tras puntuar en la difícil pista de O Gatañal ante Frigoríficos Morrazo (30-30), donde ni Bidasoa ni Granollers han sido capaces de ganar, sacando un empate que pudo ser una victoria y que tiene que servir de acicate moral a los gladiadores azules de cara a los importantes compromisos de la segunda mitad de este mes de octubre, ya que una vez superado el escollo del Barça, el equipo que dirige David Pisonero tendrá ante sí a dos rivales directos como son BM Iberoquinoa Antequera y Unicaja Banco Sinfín.

El técnico, volverá a contar para esta partido con las conocidas bajas de Diego Camino, Mauricio Basualdo y Jorge Serrano junto a la del canterano Alejandro Pisonero, aunque tratará de repartir minutos entre toda la plantilla disponible, utilizando las rotaciones todo lo posible.

Su rival ostenta el liderato de la Liga Sacyr Asobal con 10 puntos y pleno de victorias, aunque llega padeciendo un calendario de partidos cada dos o tres días que les hace estar justos en cuanto a su estado físico. Igualmente intentará sacar los dos puntos en Huerta del Rey con el menor desgaste posible. De hecho, el Barça además de haber disputado la Super Globe hace escasas fechas, viene de ganar ayer jueves al Dinamo Bucarest (36-32) en EHF Champions League, mientras que el martes hizo lo propio en pista del Fraikin Granollers (34-40) en la competición liguera.

El Recoletas, con el portero César Pérez excelso en Cangas y en el 7 Ideal de la Jornada 6, y apelando al espíritu de la temporada 2017-18, la única en la que se soñó con puntuar ante el super campeón blaugrana (29-30), tiene la misión de competir todo lo posible a su inaccesible oponente dirigido por Antonio Carlos Ortega y que cuenta con una pléyade de estrellas internacionales como los franceses Dika Mem, Richardson o Fábregas, los eslovenos Janc y Mekuc o los internacionales españoles Gonzalo Pérez de Vargas, Aitor Ariño y Aleix Gómez. “Es una cita con sabor agridulce, recibir al campeón de Europa con su elenco de estrellas siempre es bonito para la afición, pero sabiendo que no es fácil competirles durante muchos minutos. Ese es el primer objetivo, y el segundo es mirarnos a nosotros mismos y afianzar nuestro sistema de juego y también no saturar a los jugadores que realmente tienen que sacar adelante el partido de Antequera. Trataremos de buscar el equilibrio entre poder competir y dar minutos a la gente que no los ha tenido en otros momentos”, indicó el técnico vallisoletano David Pisonero en la previa celebrada hoy en Huerta del Rey.

Al entrenador de los gladiadores azules le gusta la idea de jugar por la mañana, ya que además el equipo está acostumbrado a entrenar en sesiones matinales. Confía eso sí, que la afición responda, aunque le preocupa el hecho de que pueda coincidir con otras actividades y jornada laboral. Sobre como va a afrontar el Recoletas esta cita Pisonero fue rotundo, “no hay problemas de motivación, vamos a vivir un espectáculo precioso, para la gente y para los protagonistas intentando ser nosotros mismos y jugar con nuestro propio sistema sin miedo a las pérdidas ni a perder”, sostuvo.

Por último, el preparador del Recoletas aseguró que están valorando reforzarse por las numerosas e importantes bajas de la escuadra castellana, “traer un jugador polivalente que pueda ayudar defensivamente y alternar las posiciones de central y lateral izquierdo, pero no es sencillo y veremos si es posible cristalizarlo por tema presupuestario, aunque la plantilla es muy corta a día de hoy y tenemos una temporada que se nos puede hacer larga”, señaló.