El Recoletas Atlético Valladolid peleó y trabajó para puntuar en un emocionante encuentro disputado en pista del Helvetia Anaitasuna y resuelto en la última jugada. Tras muchos minutos de igualdad y tramos de dominio alterno, se llegó a la última acción del choque con balón para Tarcisio Freitas que lanzó y fue blocado por Juan Del Arco. Mereció no irse de vacío el conjunto de David Pisonero que rayó a alto nivel en una complicada pista, en el cuarto enfrentamiento entre ambos clubes en competición oficial en la vigente temporada.

El primer tiempo se jugó a ritmo vertiginoso, Recoletas aprovechó de inicio su velocidad para distanciarse 1-4 min.3. Los pucelanos por momentos desplegaron un juego espectacular funcionando la conexión con el pivote, mientras que Anaitasuna fiel a su estilo aceptaba el envite y también trataba de utilizar las rápidas transiciones. La primera línea navarra con Meoki, Del Arco, Pereira y Eduardo Fernández fue la que dio más empaque ofensivo a los locales, que poco a poco fueron reduciendo distancias.

Junto a ello, el portero argentino Juan Manuel Bar detuvo varios balones lo que unido a las pérdidas del Recoletas, que cedió algunos goles fáciles a su rival, dio al traste con la iniciativa de los gladiadores azules que duró 20 minutos, y los de Quique Domínguez lograron en varias ocasiones tres tantos de renta con los que llegaron en ventaja al descanso, 16-13.

En la segunda parte el Recoletas demostró que quería volver al choque y no tardó en empatar, a 20, con gol de Dani Ramos, min.36. El cuadro vallisoletano aguantaba en el intercambio de golpes con su rival y sobrepasados los 10 primeros minutos de este periodo se mantenía la igualdad (24-24). Sin embargo, un nuevo arreón navarro le proporcionó un parcial de 4-0 nuevamente basado en el empuje de su primera línea.

El técnico Pisonero, que paró el vendaval local con un tiempo muerto, había tratado también de cambiar la dinámica metiendo a Yeray Lamariano en portería, lo que funcionó. Así, el encuentro seguía jugándose a la carrera y el Recoletas quiso agarrarse a sus opciones, 32-30 min.52. El portero de Anaitasuna, Marcos Cancio, detuvo un par de balones importantes que pudieron devolver la delantera a los castellanos, aunque un gol de campo a campo de Miguel Martínez les puso a uno con menos de cuatro minutos por disputarse.

Un efectivo Jorge Serrano transformando desde los 7 metros ya dentro del último minuto, volvía a acercar a uno a un Recoletas que además recuperaba el balón en defensa. Anaitasuna se quedó solo con cuatro jugadores para defender los 3 últimos segundos pero el lateral local Del Arco salvó un balón in extremis a lanzamiento del brasileño Freitas, que pudo suponer un justo empate para los pucelanos.

Fotos web: Marta Contín

FICHA TÉCNICA

Helvetia Anaitasuna (33): Juan Manuel Bar (portero, 5 paradas), Ibai Meoki (5), Eduardo Fernández (4), Mikel Redondo (-), Aitor García (2), Martín Ganuza (2), Mikel Redondo (1), Juan Del Arco (5) – 7 inicial – Carlos Chocarro (5 4p), Héctor González (-), Xabier Etxeberria (1), Adrián Ortiz (-), Marcos Cancio (portero, 4 paradas), Nicolás Bonanno (2), Arthur Pereira (5), Antonio Bazán (1), Pavel Bulkin (-).

Recoletas Atlético Valladolid (32): César Pérez (portero, 6 paradas), Guillermo Fischer (-), Jorge Serrano (10 8p), Miguel Martínez (7), Arthur Patrianova (2), Borja Méndez (3), Daniel Ramos (4) - 7 inicial – Tarcisio Freitas (-), Álvaro Martínez (2), Miguel Camino (2), Robert Rosell (-), Dani Pérez (2), Alejandro Pisonero (-), Mauricio Basualdo (-), Manu García (-), Yeray Lamariano (portero, 5 paradas).

Árbitros: Roberto Carlos Mendoza Roldán y Juan Pablo Visciarelli Lareo. Excluyeron por 2 minutos a Nicolás Bonanno (8´), Arthur de Souza (27´), Aitor García (38´), Antonio Bazán (58´) y Carlos Chocarro (59´) del Helvetia Anaitasuna y a Borja Méndez (3´) del Recoletas Atlético Valladolid.

Parciales cada 5 minutos: 3-4; 4-5; 7-8; 10-9; 13-10; 16-13 -descanso- 20-18; 23-22; 28-24; 31-28; 32-30; 33-32.

Lugar: Pabellón Anaitasuna (Pamplona), partido correspondiente a la J20 de Liga Sacyr Asobal, disputado ante 550 espectadores.