Gran partido del Recoletas Atlético Valladolid hoy en las semifinales de la Copa del Rey, que a punto ha estado de lograr acceder a la final de mañana domingo ante el imbatible Barça, un hecho histórico para el club, que le hubiera dado plaza en competición europea. Los pucelanos se emplearon a fondo y compitieron a todo un BM Logroño La Rioja que tuvo que poner toda la carne en el asador para superar a unos gladiadores azules que nunca se dieron por vencidos.

El Recoletas fue recibido nuevamente con un magnífico ambiente en las gradas y la afición a buen seguro que salió del Palacio de Deportes de Santander muy orgullosa de su equipo. Poco importó la amplia derrota en Logroño por 9 tantos en liga de hace ya tres semanas, ya que se trababa de un partido y una competición distinta y el equipo así lo demostró. Realizando una notable defensa y buen balance, la portería volvió a funcionar, ya que si César Pérez ayer estuvo estelar en el cuarto de final ante el anfitrión Blendio Sinfín firmando 21 paradas, hoy aunque sin alcanzar ese espectacular registro, detuvo lanzamientos claves desde los 7 metros y en uno contra uno con jugadores rivales, sosteniendo a los suyos. 

Disfrutando de la Copa, hoy ante el quinto clasificado de la Liga Plenitude ASOBAL, el Recoletas ha seguido la estela de su buena actuación en el día de ayer y respondió a una aguerrida defensa propuesta por BM Logroño, utilizando en ocasiones ataques largos y su arsenal de recursos tácticos como el doble pivote y jugar a portería vacía.

Ante ello, los riojanos trataban de proponer su gran veloz juego de contragol y en la transición tras recuperación de balón. Les dio resultado al inicio con el 5-2 min.8 y después con el 12-8 min.21, su máxima renta de la primera parte. Pero las rotaciones del Recoletas aportaron y apoyados en César Pérez, en su defensa y en la efectividad de Oriol Blanco, el cuadro de Pisonero creía en sus posibilidades y empataba gracias a un tanto de Pablo Herrero a 13 min.26, aunque acababa la primera parte con dos abajo.

En la segunda mitad el Recoletas echó el resto. Realizando un esfuerzo máximo de salida y con fe ciega en la victoria, un tanto de Tarcisio Freitas le daba la vuelta al marcador, 18-19 min.36. Pero con ello, el Recoletas pareció despertar a la bestia franjivino y estos se encorajinaron y pusieron de nuevo tierra de por medio con un parcial de 5-0.

Con defensas abiertas y Miguel Camino en el avanzado más un efectivo siete contra seis en ataque, el Recoletas apeló de nuevo a la épica para agarrarse a un choque que ya se había puesto muy cuesta arriba. Con ello, del 26-20 se pasó al 28-27 del min.58 con Álvaro Martínez y Miguel Camino muy acertados. Pero los de Miguel Velasco aprovecharon uno de sus último ataques y un gol de Edu Cadarso a menos de medio minuto para el final ya no tuvo respuesta en el conjunto vallisoletano, que finaliza su periplo en la XLVIII Copa del Rey dejando un gran sabor de boca.

FICHA TÉCNICA

BM Logroño La Rioja (16+13 29): Jorge Pérez (portero, 9 paradas), Ángel Rivero (-), Álvaro Preciado (4), Ismael El Korchi (5), Álex Rubiño (3), Luciano Da Silva (-), Aliaksandr Markelau (ps), Javi Rodríguez (3), Eduardo Ortiz (-), Javi García (1), David Cadarso (3p), Javier Romeo (ps), Edu Cadarso (5 1p), Juan Palomino (4), Mahamadou Keita (1).

Recoletas Atlético Valladolid (14+13 27): César Pérez (portero, 11 paradas), Borja Méndez (3), Tarcisio Freitas (2), Oriol Blanco (4), Lucas Bolea (-), Álvaro Martínez (8 4p), Miguel Martínez (-), Pedro Martínez Ayres (-), Yeray Lamariano (ps, 1 parada), Dani Virulegio (-), Dimitar Dimitrioski (1), Robert Rosell (-), Miguel Camino (3), Pablo Herrero (1), José De Toledo (3), Darko Dimitrievski (2).

Árbitros: Andreu Marín Llorente e Ignacio García Serradilla. Excluyeron a Juan Palomino (20´), Luciano Silva (22´), Mahamadou Keita (36´) del BM Logroño La Rioja y a Darko Dimitrievski (7´), José De Toledo (13´ 29´), Álvaro Martínez (17´), Robert Rosell (26´) del Recoletas Atlético Valladolid.

Parciales cada 5 minutos: 3-2; 5-2; 8-4; 11-7; 13-11; 16-14 -descanso- 18-17; 21-19; 23-19; 26-21; 28-24; 29-27

Cancha: Palacio de Deportes de Santander, partido correspondiente a los cuartos de final de la XLVIII Copa del Rey disputado ante unos 2.500 espectadores, con nuevamente y como en los cuartos de final, numerosa presencia de seguidores vallisoletanos en las gradas muy animosos con su equipo, como así hizo también la afición desplazada desde Logroño.