El Recoletas Atlético Valladolid retornó a la competición tras el confinamiento, realizando un partido de alto nivel ofensivo ante el Liberbank Cantabria Sinfín y logrando dos puntos de oro para mantenerse en la zona media de la Liga Sacyr Asobal. Con un gran despliegue ofensivo, las rotaciones funcionando a la perfección y utilizando nuevamente su mejor arma, el juego en transición, los gladiadores azules mostraron una elevada eficacia anotadora y un notable fondo físico a pesar del reciente confinamiento y no pasaron apuros, desquitándose de sus últimos resultados negativos.

El inicio del choque fue bastante igualado aunque los pucelanos estuvieron por delante. Los ataques largos por parte del conjunto cántabro a partir de los centrales Castro y Valles para culminar normalmente con acciones directas o por los extremos y el pivote, eran respondidos por rápidas oleadas del Recoletas. Los momentos de inspiración de Calle en la portería, junto a la efectividad de Jorge Serrano desde los 7 metros y el extremo, daba la primera ventaja importante a los pucelanos al paso por el minuto 16, 9-6. Sin embargo, la paciencia de Sinfín obtuvo recompensa, Recoletas se atascó, y tras empatar a 11 los visitantes, Pisonero optó por recomponer filas con un tiempo muerto. Lo logró y se entró en ventaja en los dos últimos minutos de este periodo. Entonces, a pesar de su inferioridad por la exclusión de Patrianova, los gladiadores azules jugando a portería vacía lograron irse por delante a vestuarios, 16-15.

El segundo tiempo el Recoletas metió una marcha más al partido. Los vallisoletanos exhibieron además del juego en transición, su valiosa conexión con el pivote y el acierto de sus extremos Dani Pérez y Serrano. Miguel Martínez rompió el fuego y le siguieron Adrián Fernández y Ugarte. Con 24-20 min.40, hubo tiempo muerto del entrenador cántabro Víctor Montesinos, para intentar que el choque no se les fuera de las manos. Liberbank Cantabria trató de explotar la velocidad para acortar diferencias, pero se estrelló en Calle, lo que sumado a la maestría de Diego Camino jugando al tiempo con el otro central, Adrián Fernández, dio seguridad al ataque posicional local con lo que el Recoletas se disparó en el marcador, 29-23 min.18.

El encuentro estaba ya encarrilado y los gladiadores azules utilizando su mejor arma, la velocidad, lograron en los siguientes minutos sentenciar esta importante cita y aumentar su renta hasta el 37-30 final, firmando con esos 37 tantos, su mejor registro goleador en un encuentro, en lo que va de la presente Liga Sacyr Asobal 2020-21.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (37): Carlos Calle (portero, 12 paradas) Nico López (1), Dani Pérez (5), Miguel Martínez (7), Arthur Patrianova (3), Jorge Serrano (9, 4p), Víctor Rodríguez (-) -7 inicial- Ander Ugarte (3), Adrián Fernández (4), Diego Camino (3), César Pérez (portero), Álvaro Martínez (-), Roberto Pérez (-), Miguel Camino (-), Manu García (1), Alejandro Pisonero (1).

Liberbank Cantabria Sinfín (30): Ernesto Sánchez (portero, 8 paradas), Cristian Postigo (2), Ramiro Martínez (2), Xavi Castro (5), Herrero Lon (3), Nicolás Zungri (1), Darko Dimitrievski (6) -7 inicial- Sergio Rubio (-), Alberto Pla (-), Alejandro Blázquez (2), Carlos Lastra (-), Leonardo Alonso (-), Vladyslav Ostroushko (1), Ángel Basualdo (-), Ignacio Valles (8, 3p), Elcio Carvalho (portero, 1 parada).

Árbitros: Fernanda Espino Guerra y Víctor Navarro Baquero. Excluyeron por dos minutos a Nico López (min.6), Arthur Patrianova (Min.23 y 28), Miguel Camino (min.45) y Miguel Martínez (min.55) por el Recoletas Atlético Valladolid y a Leonardo Alonso (min.8 y 30), Vladyslav Ostroushko (min.17) por el Liberbank Cantabria Sinfín.

Parciales cada 5 minutos: 3-2; 6-5; 8-6;11-8;13-13;16-15 -descanso- 20-18;23-20;26-22; 33-26; 34-28; 37–30.

Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey (Valladolid). 26ªJ Liga Sacyr Asobal, gran ambiente con 759 espectadores en las gradas.