El Recoletas Atlético Valladolid da un paso adelante en cuanto a sus objetivos estratégicos de responsabilidad social corporativa e implantará próximamente una política de protección a la infancia que afianzará aún más su compromiso social, desarrollando de este modo uno de los aspectos más relevantes para la entidad, como es el buen trato hacia los jóvenes.

El Recoletas será pionero en este sentido, convirtiéndose en el primer club de la Liga Sacyr Asobal y del balonmano español en general, en aplicar un protocolo específico de protección a la infancia, que tiene en su hoja de ruta además de la creación del citado protocolo, la organización de jornadas de sensibilización y la puesta en marcha de las diversas actuaciones que se han estado diseñando.

Con este proyecto el Recoletas Atlético Valladolid, cumple con su responsabilidad social y también con la normativa vigente, en la que las entidades de su naturaleza tienen la obligación de desarrollar este tipo de políticas, incluyendo la figura del delegado de protección a la infancia.

Para este fin el club incorpora, de manera altruista, a Antonio Rodríguez Marcos, secretario desde hace más de 20 años de la Asociación Castellano Leonesa para la defensa de la Infancia y la Juventud (REA), quien tiene además experiencia en el trabajo con clubes deportivos de modalidades como el ciclismo, baloncesto y futbol.

En este sentido, desde el Recoletas se lleva trabajando conjuntamente desde el pasado mes de julio para hacer un planteamiento riguroso en esta materia de protección a la infancia.