El técnico Óscar Ollero será el nuevo entrenador del Recoletas Atlético Valladolid para la temporada 2019-2020. La marcha de David Pisonero al RK Vardar, reciente campeón de Europa, deja vacante el puesto de entrenador principal de los gladiadores azules, un rol que ejercerá a partir de ahora Óscar Ollero, técnico vallisoletano que hasta el momento había ejercido de ayudante del entrenador durante las últimas tres temporadas en el propio club. Óscar Perales Pérez será el segundo entrenador del Recoletas Atlético Valladolid. 

Óscar Ollero Cuesta (Valladolid, 20/03/1976), técnico vallisoletano de 43 años, se incorporó al Recoletas Atlético Valladolid en junio de 2017. Ollero llegó entonces como segundo entrenador de Nacho González, con el compartió una temporada y media en el banquillo. Después ha ejercido de ayudante con David Pisonero, también durante una campaña y media.

Ollero llegó a Valladolid proveniente del BM Soria, club en el que ejerció de primer entrenador de 2014 a 2017, las tres temporadas en Primera Nacional. Antes, Óscar Ollero estuvo cuatro temporada como segundo entrenador, también en el BM Soria de Primera Nacional, desde la campaña 2011-2012 tras su retirada de las canchas como jugador.

Su trayectoria deportiva como jugador abarca trece temporadas en el BM Soria, dos años en Segunda Nacional y el resto en Primera Nacional tras el ascenso del equipo conseguido en 2005 en Zaragoza. Óscar Ollero llegó a Soria procedente del BM Lourdes y se formó en la cantera del BM Valladolid y del Colegio San Viator.

Sin tiempo para profundos análisis deportivos, el nuevo entrenador del Recoletas Atlético Valladolid explicó las grandes líneas de su nueva etapa: “Prometo al club trabajo y dar una continuidad al proyecto iniciado con David Pisonero. Creo que las cosas estaban funcionando y pocas cosas vamos a cambiar. A seguir adelante y a trabajar”, comentó.

Por su parte, Óscar Perales pasa a ser el segundo entrenador del equipo de Liga Asobal, aunque en principio continuará con su labor de coordinación de cantera. “Ha sido todo rapidísimo, apenas llevo perteneciendo al club un mes”, dijo en la rueda de prensa. “Gracias al club por confiar en mí. Entramos en una gran familia de personas que trabajan en la misma dirección y yo vengo a intentar sumar, a conocer cuanto antes la dinámica de trabajo del club, y continuar en la continuidad de trabajo que estaba funcionando. Nos gustaría poner al nombre de Valladolid y su balonmano en toda España y ojala también en breve poder jugar contra Pisonero”, concluyó.