El Atlético Valladolid ya espera rival en los octavos de final de la Copa del Rey. El conjunto que entrena Nacho González confirmó ayer su buen arranque de temporada superando a todo un equipo Asobal, el BM Aragón. Lo hizo con garra en los minutos finales, acierto en los momentos clave y buen juego en general, con Fernando Hernández y Roberto Pérez comandando el ataque -17 goles entre ambos-, pero con aportaciones de algunos menos habituales, como el definitorio tanto de Lacasa a 12 segundos del final. De esta forma, se convirtió en uno de los dos representantes de Plata en la siguiente ronda (el otro es su rival del domingo, el Barcelona B).

Los vallisoletanos se vaciaron en la Copa. Sin pensar en la Liga. Jugaban ante su afición, en Huerta del Rey, contra un conjunto de superior categoría. Y querían no solo dar guerra. Buscaban su clasificación. La lograron tras verse por debajo 23 minutos de la primera parte (hasta un inquietante 8-11 en el 17). Asier Antonio, ayer casi todo el partido lateral; Val y sus 210 centímetros, y Sorli atacaban al borde del pasivo marcando el tempo del choque. Pero, precisamente en ese minuto 23, Roberto sacó todo su repertorio y, con tres goles consecutivos, puso a Huerta del Rey de pie. Atrás, una defensa con Lacasa, Quintanilla, Ávila, Turrado, Roberto y Raúl Álvarez (made in Valladolid) echó el candado.

Pero el de enfrente no era un conjunto sin recursos y llegó al descanso con empate. Igualada que se mantuvo en casi toda la segunda parte, aunque siempre con los maños uno o dos goles arriba. El Atlético Valladolid esperaba agazapado. Movía bien en ataque y era cuestión de enganchar dos defensas. Por eso, el regreso a las canchas de Demetrio Lozano no preocupó. Fernando Hernández, cien por cien desde los siete metros, le paró atrás. Y adelante de nuevo Roberto dio un paso al frente. Uno arriba, dos arriba con De la Rubia... y el definitivo de Lacasa.

Triunfo, apoteosis, de nuevo amor por el balonmano y a esperar rival en el sorteo de mañana. Tocará uno de los ocho primeros de la Asobal el año pasado (a partido único el 5 de noviembre.
Atlético Valladolid: César Pérez, Grossi (2), Turrado, Fernando Hernández (10, 6p.), Roberto Pérez (7), Viscovich (2), Egea (1) -siete inicial-, De la Rubia (2), Ávila (2), Raúl Álvarez, Lacasa (3), Quintanilla y Rey (6 paradas).
Balonmano Aragón: Álvaro Fernández (5 paradas), Sorli (2), Asier Antonio (3), Val (5), Del Valle (2), Camas (3), Ariño (4, 2p.) -siete inicial-, Tuquet (3, 2p.), Ionut, García Pellicer (2), Millán, Clavería (1) y Lozano (2).

Árbitros: Hermoso del Amo y Monjo Ortega (Madrid). Descalificaron por tres exclusiones a Del Valle (min. 20, 31 y 47). Excluyeron a De la Rubia (min. 37), del Atlético Valladolid.

Marcador: 1-2, 5-6, 8-9, 9-11, 14-12, 16-16, 17-17, 18-19, 20-21, 23-23, 24-24 y 29-27.

Vía El Día de Valladolid