El Recoletas Atlético Valladolid disputa mañana en Santander su último partido del año 2016 ante el DS Auto Gomas Sinfín (20.30 horas). Será el partido de vuelta de la tercera eliminatoria de la Copa del Rey, muy abierta e incierta tras el empate del partido de ida (23-23).

Será el tercer partido en apenas tres semanas ante el mismo rival. En Liga Asobal el Recoletas Atlético Valladolid venció por un ajustado 27-25 en Huerta del Rey. La pasada semana, ya en Copa del Rey, ambos equipos empataron (23-23) en un nuevo encuentro entre ambos duro e intenso. En el choque de mañana se espera también otro duelo igualado en el que costará anotar cada gol.

Esta eliminatoria a doble partido de Copa del Rey se resolverá por la suma de puntos entre ambos encuentros. En caso de empate se atenderán a los siguientes criterios, por orden: diferencia de goles, mayor número de goles marcados fuera de casa, prórroga y lanzamientos de siete metros. De este modo, el Recoletas Atlético Valladolid necesita ganar en Santander para superar la eliminatoria o empatar el partido con más de 23 goles anotados.

Este partido será también el regreso del Recoletas Atlético Valladolid al Pabellón La Albericia de Santander, fatídico escenario en el que se quedó a las puertas del ascenso Asobal en la campaña 2014-2015, ante el mismo rival al que mañana se enfrenta de nuevo.

Nacho González, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, analizaba así este partido de vuelta ante el DS Auto Gomas Sinfín: “Cualquier empate a más de 23 goles y las victorias nos favorecen, pero tenemos que ganar fuera de casa para pasar de ronda”.

El técnico quiso recalcar la importancia de este partido para el futuro: “Hemos tenido una semana para preparar el partido y somos conscientes que como este encuentro vamos a tener muchos en la segunda vuelta. Será una buena piedra de toque para la segunda mitad de la Liga”.

Sobre el rival, el DS Auto Gomas Sinfín, Nacho González, dijo: “Un equipo que conocemos bien ya que es el rival al que nos hemos enfrentado más veces. Hay que fijarse de nuevo en Pablo Paredes y el pivote Herrero Lon, que provocaron muchos goles y 7 metros en el último partido. Tenemos que mejorar nuestra continuidad, la segunda oleada, el ritmo de partido… esperemos que el arbitraje nos permita ser más alegres, con más ritmo, algo que nos beneficia más ante un Sinfín que tiene una defensa fuerte, muy de contacto”.

El entrenador anunció que Rubén Río, que no pudo disputar el encuentro de ida en Valladolid por lesión en el talón de su pie derecho, podría no jugar tampoco en Santander. “Le paramos para que se recupere al cien por cien, sigue siendo bastante duda y quizá tampoco juegue”, comentó. 

Este será el último partido del año 2016 y Nacho González cree que el cansancio puede ser clave en este choque. “La primera vuelta ha sido dura. Los jugadores llegan muy agotados mentalmente. La Asobal exige mucho esfuerzo y eso se paga, pero hay que competir cada partido y hasta el último día. Intentamos que lleguen a este último día de un modo positivo, ya que es una oportunidad nueva de poder mejorar”, explicó.

El equipo dirigido por Rodrigo Reñones volverá a desplegar en este encuentro a sus mejores hombres como son Pablo Paredes (87 goles en liga), el extremo Íñigo Jorajuría (57), el pivote José Manuel Herrero Lon (52), el central Óscar Río (48) -aunque este no jugó en Valladolid en el partido de ida- y el lateral derecho Iván Amarelle (32). En el partido de Liga disputado en Huerta del Rey, Pablo Paredes e Íñigo Jorajuría anotaron 9 goles cada uno, 18 de los 25 que anotó el equipo cántabro. En el partido de Copa del pasado miércoles destacó Iván Amarelle que anotó 7 goles, seis desde los 7 metros.

EscuchaPrevia Vuelta Copa del Rey Recoletas-Sinfín Nacho González en Spreaker.