El Recoletas Atlético Valladolid ha realizado un entrenamiento muy especial junto a la asociación Inclusport Castilla y León. Jugadores y técnicos se subieron a una silla de ruedas para practicar balonmano, algo que fueron aprendiendo de la mano de Óscar Perales, impulsor de esta asociación que tiene como objetivo la inclusión de grupos sociales a través del deporte.

La plantilla vallisoletana se ha ejercitado en Huerta del Rey a las órdenes de Óscar Perales,  que les ha ido enseñado nociones básicas de balonmano en silla de ruedas, con varios ejercicios que les han servido para aprender los movimientos básicos, las reglas y las habilidades especiales. Para concluir la sesión todos los jugadores han podido disputar un divertido partidillo. 

Inclusport Castilla y León es una asociación sin ánimo de lucro de ámbito territorial. Tiene como objetivo principal la inclusión de grupos sociales a través del deporte. Por eso sus actividades buscan fomentar la inclusión mediante la creación de actividades deportivas, ayudar a la concienciación de la problemática de los diferentes grupos en riesgo de exclusión social y la formación de monitores de diferentes deportes para llevar a cabo actividades inclusivas. 

Este entrenamiento ha sido el último de la primera plantilla, tras la conclusión de la temporada el pasado sábado con la disputa de la última jornada de Liga Asobal. El club, jugadores, cuerpo técnico y directiva, celebrará este final de campaña el próximo miércoles con una cena en el restaurante La Viña de Patxi.