El Atlético Valladolid Recoletas ha tenido hoy su primer contacto con la Liga Asobal, una vez conseguido el ascenso el pasado sábado y después de dos días intensos repletos de celebraciones. El presidente del club, Mario Arranz, se ha reunido esta mañana en las oficinas del Atlético Valladolid en Huerta del Rey, con el presidente de la Asociación de Clubes Españoles de Balonmano (Asobal), Adolfo Aragonés. Una reunión que ha servido para que el club vallisoletano se acerque a la competición que disputará la próxima temporada y para que la Asobal conozca de primera mano la situación del Atlético Valladolid. 

Una primera toma de contacto en la que la Liga Asobal ha querido, además, dar la bienvenida al Atlético Valladolid Recoletas y en la que ha informado al equipo vallisoletano sobre la estructura de la asociación, su funcionamiento, los derechos de pertenecer a la Asobal, así como sus obligaciones y requisitos administrativos y económicos de entrada.

En este sentido, el presidente de la Liga Asobal, Adolfo Aragonés, informó al Atlético Valladolid Recoletas que, como primer requisito para poder participar en la competición la próxima temporada, el club pucelano tendrá que solicitar por escrito su ingreso a la Asociación a la Comisión Delegada.

Admitida esta solicitud por la Comisión Delegada, se comunicará al club los requisitos económicos de acceso a la Asociación. Por último, cumplidos estos requisitos económicos en la forma que se determine por convenio o en su defecto por acuerdo de la Asamblea General, el Atlético Valladolid Recoletas adquirirá la condición de socio definitivo y podrá así competir en la Asobal.

En esos requisitos económicos se encuentran el abono de la cuota de acceso (15.000 euros en la pasada temporada), el abono de la cuota de participación (10.000 euros más IVA en la pasada temporada) y el depósito de los tres avales que solicitan Federación Española (6.000 euros), Asobal (9.000 euros) y un tercero que garantice los compromisos contractuales de los jugadores (51.100 euros). La Asamblea General de Asobal de junio decidirá si se mantienen o no estas cifras para la próxima temporada.

La cuota de acceso se puede recuperar si el club pierde la categoría por descenso deportivo, mientras que la cuota de participación es de pago anual. El cumplimiento de estos requisitos administrativos y económicos establecidos estatutaria y reglamentariamente son de obligado cumplimiento para la participación en esta competición.

Adolfo Aragonés invitó formalmente al Atlético Valladolid Recoletas a asistir a la próxima Asamblea General de Asobal, el próximo mes de junio, a la que acudirá con voz, pero sin voto.

Además, también se informó al Atlético Valladolid Recoletas de los detalles de la cesión en exclusiva a la Asobal de los derechos de retransmisión e imagen del primer equipo. Unos derechos de televisión que a su vez Asobal ha cedido a Movistar+, que ofrece en directo hasta cuatro partidos por jornada. Un contrato televisivo que podría obligar al club vallisoletano a adaptar algunos puntos del pabellón Huerta del Rey para adaptarse a las peticiones de Movistar+ y que así se puedan transmitir partidos del Atlético Valladolid Recoletas. El club ya está buscando soluciones y desde la Asobal también se intentará ayudar al máximo al equipo para conseguir esa adaptación.