La 30ª Copa ASOBAL de balonmano masculino que ha acogido Valladolid en Huerta del Rey concluyó hoy con la victoria del Barça, que se impuso en la final al Bidasoa Irún (30-22). Los azulgrana suman su título número 15 de esta competición que domina de forma aplastante desde hace nueve años, con nueve títulos consecutivos.

El mítico pabellón de Huerta del Rey acogió por primera vez en su historia una Copa ASOBAL después de las ediciones de 2002 y 2007 que se disputaron en el Pabellón Pisuerga. La presente edición, la 30ª de este torneo, pasará a la historia por la primera participación del Recoletas Atlético Valladolid, club organizador, que dejó una gran imagen en la semifinal ante el Bidasoa Irun, con un partido emocionante, igualado y que se resolvió en la prórroga.

La Copa ASOBAL también ha contado con varias actividades paralelas como el Clinic deportivo que se celebró el sábado y que contó con la presencia del seleccionador nacional de los Hispanos, Jordi Ribera, o el árbitro internacional Ángel Sabroso, entre otros. También se ha disputado la MiniCopa ASOBAL, con la presencia de seis equipos de categoría cadete. Brillante fue la participación del Synersight Recoletas Atlético Valladolid, equipo cadete dirigido por José Ángel Delgado Ávila. Los cadetes lograron el subcampeonato tras ser derrotados en la final por el Barça.

La guinda del pastel la puso la final de la Copa ASOBAL, disputada hoy en un Huerta del Rey con unas 1.700 personas en la grada. El Barça de Xavi Pascual apenas dio opciones al Bidasoa Irun en la final (30-22), en un triunfo fundamentado esta vez en su dura defensa, que secó a un Bidasoa con menos potencial ofensivo que su rival.

Bidasoa Irun salió a la pista dispuesto a plantar cara al intratable Barça y aguantó hasta diez minutos con equilibrio en el juego y en el marcador. Una igualdad originada por su defensa (4-4, minuto 10). Los de Jacobo Cuétara buscaron con su mejor arma, la defensa, disminuir la avalancha ofensiva de su rival. Y lo consiguió, aunque fue insuficiente para hacer sombra a una plantilla profunda y plagada de estrellas del balonmano mundial.

Los irundarras lograron frenar el explosivo ataque del Barça en estos primeros minutos. Pero poco a poco, los de Xavi Pascual fueron imponiendo su ley. La defensa azulgrana subió de nivel e hizo estragos ante un Bidasoa al que cada vez le costaba más marcar (8-5, minuto 15). La diferencia a favor del Barça fue aumentando hasta alcanzar los 7 goles (15-8, minuto 26), lo que obligó a parar el partido a Jacobo Cuétara. Los de Irun mejoraron pero sufrieron una exclusión que dio aire al Barça. Al descanso el partido se marchó con 16-10 a favor del equipo catalán.

En la segunda parte, el choque siguió por los mismos derroteros. Bidasoa siguió fuerte en defensa, frenando el habitual huracán atacante del Barça. Pero no pudo remontar la desventaja, que fue creciendo con el paso de los minutos: 23-15 en el minuto 45 y 26-16 en el minuto 50. Los azulgrana empezaron a poder correr con más frecuencia ante un Bidasoa desfondado por el esfuerzo del partido y de la dura semifinal del día anterior ante el Recoletas y el choque entró en la recta final ya sin emoción por el resultado.

FICHA TÉCNICA

Barça (30): Gonzalo Pérez de Vargas (portero, 1 parada), Víctor Tomàs (2), Raúl Entrerríos (-), Cedric Sorhaindo (2), Lasse Anderson (-), Aitor Ariño (4), Timothey N’Guessan (2), Aleix Gómez (5, 2p), Thiagus Petrus (-), Jure Dolenec (1), Dika Mem (7), Luka Cindric (4, 1p), Alex Pascual (1), Aron Palmarsson (-), Kevin Moller (portero, 9 paradas), Ludovic Fabregas (2).

Bidasoa Irún (22): Rangel Luan Da Rosa (portero, 5 paradas), Iñaki Cavero (1), Milos Orbovic (1), Adrián Crowley (-), Mikel Zabala (1), Kauldi Odriozola (3), Iker Serrano (3), Xoan Manuel Ledo (portero, 11 paradas), Esteban Salinas (2), Sergio de la Salud (2), Leo Renaud (3), Rodrigo Salinas (3), Jon Azkue (3), Thomas Tesoriere (-), Matheus Da Silva (-), Rudy Seri (-)

Parciales cada 5 minutos: 1-2, 4-4, 7-5, 9-6, 13-8, 16-10 -descanso- 17-12, 20-13, 23-15, 25-16, 28-18, 30-22

Árbitros: Ángel Sabroso y Óscar Raluy. Excluyeron a Leo Renaud (14’), Thiagus Petrus (18’, 42’), Thomas Tesoriere (28’), Matheus Da Silva (40’).

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). Final de Copa Asobal. 1.700 espectadores