Valladolid es balonmano. La afición de la ciudad volvió a demostrar su amor por este deporte con el apoyo que entregó a la selección española en su encuentro ante Noruega. Un choque en el que los Hispanos se impusieron (30-27) y en el que sus protagonistas destacaron el empujón que recibieron desde la grada en los momentos más críticos del partido.

Los 2.900 espectadores que se dieron cita en Huerta del Rey disfrutaron con el juego de dos de las mejores selecciones del mundo. Un encuentro vibrante en lo deportivo, con altibajos en los Hispanos y un final apretado, pero también muy emocional para la grada y, sobre todo, para Abel Serdio, el jugador del Recoletas Atlético Valladolid.

Fue un día muy especial para Abel. El gladiador azul volvió a contar con muchos minutos de juego y pudo debutar con los Hispanos en un partido en territorio español. Y lo hizo en su casa, en Huerta del Rey, donde contó con el apoyo de la grada, expectante a cada acción suya y recibido con un gran aplauso en el inicio.

Abel Serdio salió en el siete inicial de la selección y jugó en ataque y defensa. El pivote asturiano anotó su primer gol en el minuto 11 y Huerta del Rey estalló en un grito colectivo de alegría. Después anotaría dos goles más en la primera mitad, todos desde los seis metros, y cada acierto suyo fue celebrado por la afición.

También tuvo minutos en la segunda parte, en el peor momento de España en el partido, con una Noruega remontando y mucho más eficaz en ataque. Serdio de nuevo jugó momentos importantes y ayudó con un gol más, sumando 4 goles en total y siendo el segundo máximo goleador del equipo español en este histórico choque.

“Contento con mi actuación”, dijo Serdio tras el partido, “ha sido un gustazo jugar aquí, en mi casa, con mi familia y mis amigos aquí. Hubo un momento incluso en el que me emocioné, cuando todo el mundo coreaba mi nombre”. El jugador del Recoletas Atlético Valladolid disputó un partido brillante y la grada se lo agradeció con aplausos y mucho cariño. La afición estuvo muy pendiente de sus acciones y ansiosa por ver, y celebrar, su primer gol. “Todo el mundo te tiene aprecio y es para sentirse orgulloso”, dijo Serdio, que también recibió la enhorabuena del seleccionador Jordi Ribera: “Se lo agradezco mucho. Que te de la enhorabuena el entrenador te motiva más, durante esta semana he estado muy a gusto”.

La afición vallisoletana estuvo de diez de nuevo, volcada con la selección española desde el inicio. Fue una noche mágica en Huerta del Rey, el pabellón que más número de espectadores lleva en Liga Asobal en España, y ahora también el mejor escenario posible para que los Hispanos fueran en volandas. Si existe un Wembley español de balonmano ese es Huerta del Rey, Valladolid.

Hasta el propio seleccionador, Jordi Ribera, alabó la actitud del público vallisoletano, al que incluso le otorgó buena parte de la victoria. “La afición de Huerta del Rey nos ha ayudado en el ultimo tramo, el más complicado y en el que supimos sacar una renta suficiente. Muy contentos por el ambiente ya que siempre es un placer venir a jugar a Valladolid”. De la misma opinión fue Alex Dujshebaev, el máximo goleador del equipo español: “Fuimos ayudados por el público en la parte final del encuentro, en la que tuvimos más problemas”.

Otro jugador para el que este partido fue algo más fue Dani Dujshebaev. El  hermano de Alex disputó una temporada en Huerta del Rey con el Recoletas Atlético Valladolid. Vistiendo la camiseta de los gladiadores azules debutó con la selección española y ahora es un fijo con los Hispanos. Fue campeón de Europa en Croacia y representa el futuro de la selección. Quizá también Abel Serdio pueda acompañarle en el próximo Mundial o en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Hubo más aplausos para dos exjugadores del extinto BM Valladolid: Raúl Entrerríos e Iñaki Peciña. Ambos fueron recibidos con mucho entusiasmo, y las ganas de selección y de balonmano se mantuvieron en la grada durante todo el encuentro en otra noche mágica en la que los Hispanos y Huerta del Rey se unieron para demostrar su pasión común por el balonmano.

VICTORIA SUFRIDA

En lo deportivo, la selección española se impuso a Noruega en la segunda jornada del torneo EHF EURO CUP 2020, por lo que sube a la primera plaza tras dos victorias consecutivas en sus dos primeros partidos. 

Los Hispanos reventaron a los noruegos con un inicio fulgurante y fundamentado en una rocosa defensa, que dejó a los nórdicos sin apenas respuesta. Un 4-0 de inicio en ocho minutos dejó bien claro que España no iba a escatimar esfuerzos para llevarse el triunfo.

Los españoles fueron aumentando su ventaja ante un Noruega incapaz de anotar. En  el minuto 20 la ventaja ya era de 8 goles (12-4). Los nórdicos pudieron poco a poco entrar en el partido pero no supieron remontar y al descanso se marcharon con un contundente 18-10 a favor de los españoles.

Sin embargo, en la segunda parte, Noruega sí encontró con la llave y fue remontando hasta colocarse a un solo gol (23-22, minuto 48). Los Hispanos sufrieron mucho durante ese tramo, en el que su acierto ofensivo de la primera mitad se giró en muchas dificultades. Por suerte, los españoles supieron reaccionar bien, mantener un par de goles de colchón y llevarse la victoria por 30-27.

FICHA TÉCNICA

España (30): Iñaki Peciña (-), Jorge Maqueda (3), Ángel Fernández (2), Raúl Entrerríos (2), Álex Dujshebaev (6), Daniel Sarmiento (2), Abel Serdio (4), Aitor Ariño (2), Gedeón Guardiola (-), Gonzalo Pérez de Vargas (portero), Rodrigo Corrales (portero), Ferrán Solé (2), David Balaguer (1), Alejandro Costoya (3), Adriá Figueras (1), Dani Dujshebaev (2)

Noruega (27): Magnus Soendena (-), Maageroe Gulliksen (1), Lasse I. Balstad (-), Sebastian Barthold (-), Henrik Jakobsen (4), Magnus Frederiksen (4), Hermann G. Vildalen (-), Espen Christensen (-), Magnus Joendal (6), Magnus Gullerud (-), Goeran S. Johannessen (-), Christian O’Sullivan (4), Eivind Tangen (8), Harald Reinkind (-), Torbjoern Bergerud (-), Espen Lie Hansen (-).

Parciales cada 5 minutos: 2-0, 5-1, 10-4, 12-4, 14-7, 18-10 -descanso-; 19-14, 21-15, 22-18, 24-23, 27-24 y 30-27 (final).

Árbitros: Adam Biro (Hungría) y Oliver Kiss (Hungría). Excluyeron a Peciña (m.33), Álex Dujshebaev (m.37), Costoya (m.39), de España, y a Tangen (m.16 y 51), Joendal (m.32), Jakobsen (m.29), de Noruega.

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 2ª Jornada de la EHF EURO CUP 2020. 2.900 espectadores

 

Más información en la web de la Federación Española de Balonmano.