El Recoletas Atlético Valladolid afrontará mañana sábado a las 18:30 horas (sin tv) uno de los retos más complicados a domicilio de toda la temporada. Se trata de la visita al histórico Artaleku, pista del laureado Bidasoa Irún, en choque correspondiente a la jornada 27 de Liga Sacyr Asobal.

Los gladiadores azules viajarán en el día (sábado) hasta tierras irundarras con la baja casi segura de Roberto Turrado, que aunque ayer se reincorporó a los entrenamientos de jugar no lo haría muchos minutos, con lo que entrará en la convocatoria el portero juvenil Nico García. El soplo de aire fresco que supuso la victoria del pasado sábado ante Liberbank Cantabria Sinfín (37-30), permite al Recoletas seguir en una cómoda undécima posición con 23 puntos y 6 de ventaja con su más inmediato perseguidor, el Quabit Guadalajara (12º).

El Bidasoa Irún no jugó el fin de semana anterior ya que se aplazó su encuentro contra el Barça por el doble compromiso de los catalanes en la Champions League. Los de Jacobo Cuétara necesitan superar a los pucelanos para seguir conservando la segunda plaza que amenaza el Bada Huesca, que tan sólo tiene un punto menos (38) que el conjunto vasco. Los guipuzcoanos únicamente han cedido tres puntos en Artaleku esta campaña, con una sola derrota ante Abanca Ademar León el 19 de noviembre (28-29). Su más reciente actuación se saldó con triunfo contra Quabit Guadalajara, 31-23.

Se trata por tanto de un rival muy solvente, aspirante a estar lo más arriba posible en la Liga Sacyr Asobal, pero que sin embargo se tambaleó en Huerta del Rey en la primera vuelta, logrando vencer de manera muy ajustada a un Recoletas que estuvo a alto nivel, 32-34. Aparte de su sólida defensa con jugadores grandes y expertos, el ataque del Bidasoa tiene un potencial enorme con la aportación de los internacionales con los Hispanos Kauldi Odriozola, extremo, y Aguinagalde, pivote, o el central De la Salud, pero especialmente desde la efectividad del lateral derecho chileno Rodrigo Salinas (96 tantos) y del primera línea Jon Azkue (86).

El entrenador del Recoletas, David Pisonero, desgranaba el enorme potencial irundarra en la rueda de prensa previa al choque celebrada hoy viernes. “Ellos tienen una regularidad terrible y son un equipo homogéneo que te exige al máximo y enseguida te saca del partido. Lo que le marca mucho es que sus equipos ataque-defensa son distintos, además son muy rápidos en primera oleada a través de sus extremos. En ataque si a Salinas, De la Salud y Azkue le sumas la calidad de tiro de Racotea y un pivote como Julen Aguinagalde, se les multiplica su rendimiento ofensivo. En defensa Bonanno, Silva y Tesoriere les otorga dos bloques muy homogéneos y aunque les obliga a hacer cambios constantes sacan un rendimiento altísimo, más el aporte en portería de Sierra y Ledo”, explicó.

A pesar de la máxima dificultad de la empresa de mañana, hay datos para la esperanza como los precedentes, que reflejan que el Recoletas ya sabe lo que es ganar en Artaleku. En 2 ocasiones de 5 visitas lo ha conseguido, 24-29 en División de Honor Plata la temporada del ascenso, 2015-16, y 33-34 la 17-18 ya en Liga Sacyr Asobal.

David Pisonero espera un partido en Irún, “tan difícil como bonito, ya que no son 2 puntos que contemos como nuestros, pero el encuentro si nos va a dar ritmo de competición y afinar la plantilla en el tema físico. Ahora necesitamos casi más jugar que entrenar ya que después nos vienen 2 partidos muy complicados. Por ello nuestra intención es imprimir un ritmo alto de juego como nos gusta y explotar al máximo a los 16 jugadores que llevemos”, indicó el máximo responsable del banquillo del Recoletas.