El Recoletas Atlético Valladolid tratará de mantener las positivas sensaciones a pesar de la derrota del sábado ante Bidasoa Irún (31-24), sumando en pista del Quabit Guadalajara, en partido que se aplazó casi un mes atrás debido a los casos de Covid-19 diagnosticados en el equipo pucelano y que corresponde a la J24 de Liga Sacyr Asobal. El choque se disputará mañana miércoles a partir de las 20:00 horas sin televisión.

Tras lesionarse en Irún, el Recoletas ha perdido al lateral Arthur Patrianova, que será baja para este partido y varios más. El jugador brasileño presenta una luxación de la clavícula izquierda y estará ausente de las canchas entre 3 y 5 semanas, desde el club se espera recuperarle para el final de liga aunque habrá que esperar evolución. El que si viajará es Roberto Turrado, que ya ha podido realizar las últimas sesiones de trabajo del equipo.

Por su parte el Quabit Guadalajara, conjunto dirigido por el histórico ex jugador internacional con España, Mariano Ortega, se encuentra a 6 puntos del Recoletas y es 12º en la clasificación con 17, mientras que los vallisoletano se mantienen 11º con 23 puntos, conseguidos tras ganar hace 10 días al Liberbank Cantabria Sinfín (37-30) en Huerta del Rey. Como el Recoletas en tierras irundarras, Quabit también llega de perder su último compromiso en cancha del colista Dicsa Modular Cisne (29-25), con lo que su triunfo anterior frente a BM Benidorm (31-29) ha perdido algo de valor y necesita sumar contra Recoletas para no ver complicadas sus opciones de permanencia, ya que Viveros Herol BM Nava con 17 puntos, y Liberbank Cantabria Sinfín (con un partido menos como los alcarrenos) y Frigoríficos Morrazo Cangas con 16, le pisan los talones. Una victoria del Recoletas le situaría ya a ocho puntos de su oponente y (provisionalmente a expensas del resultado del aplazado de Sinfín ante Abanca Ademar) a nueve sobre el descenso, lo que significaría dar un salto casi decisivo hacia la permanencia con 8 encuentros por delante para los gladiadores azules.

Aunque en la primera vuelta Quabit Guadalajara salió derrotado de Huerta del Rey, 32-25Q, en un encuentro que supuso el estreno como local del Recoletas en la presente temporada, la cita que les espera ahora a los de Pisonero en nada tendrá que ver con aquella y es más, los pucelanos aún no saben lo que es ganar en el Pabellón David Santamaría ya que de cuatro visitas tan sólo han sacado 1 punto, en la temporada 2018-19.

El entrenador del Recoletas analizaba así al rival de mañana, que cuenta con la capacidad ofensiva del lateral derecho brasileño integrante del top10 de goleadores de la Liga Sacyr Asobal Arthur De Souza Pereira (casi 5 dianas por choque), “ Guadalajara es un equipo que ha ido de menos a más en la temporada con jugadores jóvenes y buenos en el uno contra uno. En los laterales están Paredes cogiendo mucha responsabilidad y Pereira siendo una de las revelaciones, Savini que está cumpliendo con creces como central, y si a ello le unimos a Hombrados en portería que puede desnivelar la balanza, pues será un partido complicado, donde tenemos que hacer valer nuestro ritmo y la presión que ellos puedan tener”, explicó el técnico del Recoletas hoy en la rueda de prensa previa.

Pisonero recalcaba la importancia de este encuentro, “los dos nos jugamos mucho, a pesar de ello estamos en situación más holgada que Guadalajara pero necesitamos ganar, quedan muchas jornadas y todo se puede complicar, no vamos con la tranquilidad de que Guadalajara se la juega, es crucial atrapar puntos en cualquier cancha y si es antes mejor que después”, subrayó Pisonero.

El técnico lamentó una nueva e importante baja en el Recoletas, “nos han castigado mucho las vicisitudes de esta temporada teniendo que parar dos veces por Covid. Todo ello ha afectado mucho a jugadores como Víctor Rodríguez, Miguel Camino, Turrado, Álvaro y Miguel Martínez y ahora la lesión de Arthur, que es una pérdida importante ya que es el jugador más decisivo porque nos completa las dos partes del juego, defendiendo los 60 minutos en el centro y dando calidad en ataque y en transición”, explicó el responsable del banquillo del Recoletas.