El Recoletas Atlético Valladolid suma ya seis presentaciones en cuanto a sus nuevas incorporaciones de cara a esta temporada 2021-22. Hoy martes han realizado su estreno ante los medios como jugadores de los gladiadores azules los jóvenes pivotes Dani Ramos y Robert Rosell. Tras ello, solo falta Guillermo Fischer, que llegará a lo largo de esta semana a Valladolid, tras estar con Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

En el acto, que ha tenido lugar en el céntrico Hotel Colón Plaza, ha ejercido de anfitrión el presidente del Recoletas, Mario Arranz, que ha dado la bienvenida a ambas incorporaciones, “llegan por una temporada aunque con la opción de ampliar por mas ya que son jugadores de garra, estuvieron en el Barcelona y vienen a desarrollar aquí su carrera deportiva ya que nuestra llamada es de progreso y para que den un paso adelante, que estamos seguros van a dar”, aseguró Arranz.

El máximo dirigente del club pucelano, ha estado acompañado por el segundo entrenador Óscar Ollero, que también ha arropado a los nuevos integrantes de la plantilla de los gladiadores azules, “ambos jugadores son sobre el papel del mismo puesto específico, pero con características físicas muy diferentes. Robert es un jugador de corte defensivo, contundente, que va a ayudar mucho a Guillermo Fischer atrás y dar el recambio que necesita Álvaro Martínez. Dani es un poco más ofensivo, pero nos puede dar momentos puntuales en defensa. Ambos se van a complementar bien con el tercer pivote que es Álvaro”, explicó Ollero.

En el turno de los jugadores, Dani Ramos afirmó que eligió Valladolid para “dar un paso más en un club más grande y también por la historia del balonmano en Valladolid y como se trabaja en el club con los pivotes. Llego para dar el máximo indistintamente en ataque como en defensa, para ayudar a que quedemos lo más arriba posible”, destacó. Natural de Lalín (Pontevedra), Ramos mide 1.91, tiene 21 años y pesa 129 kg. La pasada campaña el pivote gallego estuvo a un alto nivel en la Liga Sacyr Asobal, anotando 106 goles en 32 encuentros con una elevada efectividad del 72% con el Dicsa Modular Cisne. Tras debutar a los 17 años en la máxima categoría del balonmano nacional con el Barça, el jugador ha militado las cuatro últimas campañas en el citado club pontevedrés con el que logró el ascenso a la Liga Sacyr Asobal en 2020 tras proclamarse campeón de la División de Honor Plata.

En cuanto al barcelonés Rosell, 1.97 de estatura, 20 años y 100 kg de peso, que procede del Barça B, señaló en el acto de hoy que “esta es mi primera experiencia fuera de casa pero me he sentido muy arropado por los compañeros, pensé que trabajar aquí me iba a venir muy bien para mejorar con un entrenador como Pisonero que también ha sido pivote. Estamos trabajando en los entrenos para ser muy sólidos atrás y además habrá mucha competencia en el puesto de pivote”, indicó. El jugador catalán anotó en División de Honor B la pasada campaña 38 goles en 27 partidos. Además de entrar en alguna convocatoria del primer equipo del FC Barcelona, recibió en su periodo de formación la llamada de la RFEBM para formar parte de los Hispanos en categoría promesas, juvenil y junior, habiendo disputado el Europeo juvenil de 2018 en Croacia.

Por último, indicar que el Recoletas mantendrá esta segunda semana de pretemporada las dobles sesiones de trabajo a días alternos, con entrenamiento físico matinal y técnico-táctico por las tardes. Este sábado 7 de agosto el equipo inaugurará su calendario de amistosos de preparación enfrentándose a las 18:30 horas al Bathco BM Torrelavega en el Vicente Trueba de la ciudad cántabra. Las localidades para presenciar este encuentro costarán 10€.