En el derbi autonómico del próximo domingo 4 de diciembre, el Recoletas Atlético Valladolid celebrará su campaña de recogida solidaria de juguetes y el tradicional lanzamiento de peluches. Esta iniciativa se va a llevar a cabo en colaboración con la Fundación JuanSoñador, que será la encargada de su almacenamiento y posterior donación a niños y jóvenes desfavorecidos.

Todos los aficionados que acudan al Polideportivo Huerta del Rey a presenciar el encuentro de la J14 de Liga Plenitude ASOBAL frente al Abanca Ademar León de este domingo a las 19:00 horas, pueden entregar juguetes nuevos o en buen estado y juegos educativos que puedan reutilizarse, así como participar en el vistoso lanzamiento de peluches a la pista del pabellón en el descanso del choque, que esta temporada ha podido recuperarse tras varias ediciones en las que solo se podido realizar de manera alterna por motivo de la pandemia. Para los seguidores que deseen dejar las donaciones, habrá unas mesas situadas en los accesos al recinto de juego.

La acción, que va a ser antesala de las próximas fiestas navideñas, se engloba en el área de responsabilidad social del Recoletas, que tiene entre sus fines concienciar sobre el apoyo a las personas más necesitadas celebrando este tipo de actividades, y con ello que las niñas y niños más desfavorecidos puedan recibir con ilusión su regalo de Reyes.

En esta ocasión, la asociación con la que contará el club de balonmano pucelano para desarrollar esta valiosa actividad va a ser la Fundación JuanSoñador, que lleva más de 20 años trabajando por la infancia y realizando acciones destinadas a mejorar la vida de las personas vulnerables.

Dicha fundación se dedica a dar cobertura a iniciativas para la formación y orientación laboral, la prevención de la exclusión social y de la violencia de género, o al fomento de la igualdad, entre otras, además de participar en diversas investigaciones con universidades para familias con escasos recursos. En 2021, esta entidad ha ayudado a 1.019 personas, siendo su proyecto más reciente la acogida a exiliados procedentes de Ucrania.

En este amplio periodo de trabajo en Valladolid han acudido a la Fundación JuanSoñador miles de jóvenes, muchos de los cuales recuerdan con cariño y agradecimiento su paso por la misma, ya que han encontrado respuesta a importantes necesidades como completar su formación, encontrar un empleo, conseguir una vivienda o acceder a alimentos en momentos de carestía.