El Recoletas Atlético Valladolid 2021-22 se ha puesto hoy en marcha, celebrando el primer entrenamiento en el Polideportivo Huerta del Rey. Los pucelanos extenderán su preparación hasta el próximo 10 de septiembre, para un día después, el sábado 11, realizar su debut en la Liga Sacyr Asobal 2021-22 visitando la pista del recién ascendido y vigente campeón de la División de Honor Plata, Bathco BM Torrelavega.

Los gladiadores azules han arrancado la pretemporada realizando sesión conjunta después de que la plantilla haya sido sometida a los test Covid-19 que han arrojado resultados negativos en todos los casos. En estos primeros entrenamientos, el componente físico va a tomar especial relevancia, con el objetivo de que los jugadores vayan poco a poco cogiendo el ritmo adecuado después de un par de meses transcurridos desde el final de la pasada Liga Sacyr Asobal. Por las tardes está previsto realizar sesiones técnico-tácticas.

En esta cita inaugural de la pretemporada, han faltado algunos de los 16 miembros de la plantilla senior que disputará la Liga Sacyr Asobal. Han estado ausentes el capitán Diego Camino, lesionado, el pivote Daniel Ramos, que se incorporará a lo largo de la presente semana, y el lateral Guillermo Fischer, que se encuentra en los Juegos Olímpicos Tokio con la selección argentina, así como Arthur Patrianova, que había sido citado para el reconocimiento médico. Completarán al Recoletas durante la pretemporada varios jugadores vinculados y de su cantera como son Nicolás García, Pablo Herrero, Diego Pérez, Iván Arce y Sergio Casares. El que no podrá estar junto a sus compañeros es el central Alejandro Pisonero, que estará de baja varios meses al tener que someterse próximamente a una artroscopia en una de sus rodillas.

La primera sesión conjunta del Recoletas estuvo dirigida por el preparador físico Pablo Arranz, con la supervisión del técnico David Pisonero y el segundo entrenador Óscar Ollero. El propio Arranz explica como se ha encontrado a los jugadores, “han llegado muy bien al inicio de la pretemporada, les mandamos una tarea para que no estuvieran parados en verano y que a través de ella se uniera con la preparación de la pretemporada, y la verdad es que han hecho los deberes. Nuestra idea es llegar bien al principio de la competición Asobal y los amistosos nos servirán para ver si existen carencias, aunque creo que no tendremos problema, el objetivo es conocer bien a todos los jugadores y reforzarles, ya que de base todos traen una buena condición física”, indicó Pablo Arranz.

El Recoletas disputará su primer partido amistoso de preparación el próximo sábado 7 de agosto ante el Bathco Torrelavega en el Vicente Trueba de la ciudad cántabra.