Tras dos semanas de intensa preparación, el Recoletas Atlético Valladolid afronta mañana sábado desde las 17:00 horas su primera prueba de la pretemporada. Un triangular amistoso para ir ajustando un engranaje que está aún lejos de su mejor versión.

En el Pabellón Municipal O Gatañal de Cangas los gladiadores azules se medirán al anfitrión Frigoríficos del Morrazo y a una de las revelaciones de la pasada campaña, el Bathco Torrelavega, dos equipos que dejaron un excelente sabor de boca en la anterior Liga Asobal.

Los pupilos de Pisonero seguro notarán el esfuerzo realizado en estas duras sesiones iniciales, pero llegan a esta cita doble con ganas de probarse ante dos competitivos rivales a los que se encontrarán más adelante en competición liguera. El entrenador vallisoletano dará descanso de recuperación a varios jugadores para que de este modo puedan estar en condiciones para el trabajo de la semana próxima.

El Frigoríficos del Morrazo, ante el que el cuadro pucelano se enfrentará en primer lugar, está dirigido por Nacho Moyano y va a volver a ser una escuadra muy peligrosa, con fichajes de calidad como los de Juan Del Arco o Mario Dorado.

Por su lado, el Bathco Torrelavega, segundo rival a partir de las 18:00 horas, contará en sus filas con ex pucelanos como Carlos Calle, Adrián Fernández y Dani Ramos. No podrá disponer de su técnico Álex Mozas, que se encuentra en el Europeo de Montenegro con la selección juvenil en la que también están los jugadores del Recoletas Pablo Herrero y Alejandro Pisonero. Por este motivo, el conjunto cántabro será dirigido por el segundo Javi Campo.

Todos los encuentros de este triangular se disputarán a dos tiempos de 20 minutos cada uno.

El entrenador del Recoletas, David Pisonero, analizaba como afrontan los gladiadores azules este primer doble test, “llegamos justos de fuerzas pero trabajados como debe ser en pretemporada, con la ilusión por afrontar los primeros minutos de competición ya que los chicos lo están deseando. El trabajo físico predomina en estas primeras semanas y tácticamente no tenemos todavía conceptos, pero si lo suficiente para poder corregir y que estos dos partidos nos sirvan de punto de partida para el siguiente trabajo de las cuatro semanas”, explica.

Sobre los oponentes, Pisonero comentaba que son dos muy buenas piedras de toque para debutar en la pretemporada; “Cangas es un equipo que ha ido creciendo cada año a nivel de club y deportivo y para nosotros es muy importante enfrentarnos con ellos en pretemporada por su estilo de juego. Torrelavega es uno de los equipos que más carne está poniendo en el asador para que su crecimiento sea más rápido, y por supuesto que no va a ser nada sencillo afrontar un partido al nivel de exigencia que ellos ponen tanto física como de juego, que también nos viene muy bien a estas alturas de pretemporada”, desgrana el entrenador del Recoletas.