El Recoletas Atlético Valladolid ha celebrado hoy martes un almuerzo en la Escuela Internacional de Cocina vinculada a la Cámara de Comercio e Industria de Valladolid, con el que se ha dado por concluida la actividad deportiva de la primera vuelta de la Liga Plenitude ASOBAL, que el conjunto pucelano ha finalizado con buena nota (13 puntos en 11ª posición), y en la que todos los asistentes han podido felicitarse las fiestas navideñas que comenzarán en poco más de una semana.

En el acto se han reunido directiva, empleados, colaboradores, representantes de la cantera y la plantilla y cuerpo técnico del primer equipo con algunas ausencias, entre ellas las de varios jugadores extranjeros que ya se han desplazado a sus lugares de origen para disfrutar de unos días de descanso junto a sus familiares y seres queridos. Los presentes han podido degustar suculentos platos elaborados a base de pescado, legumbres y carne así como un rico postre de chocolate, cocinados por los chef de la Escuela Internacional de Cocina, con la que el club mantiene un convenio de colaboración, al igual que con la Cámara de Valladolid.

Por otra parte, el Recoletas tiene previsto reanudar los entrenamientos alrededor del 3 de enero, para comenzar a preparar el retorno a la competición oficial, fijado, a expensas de conocer los horarios definitivos, para el fin de semana del 3, 4 y 5 de febrero, fechas en las que se jugará la jornada 16, primera de la segunda vuelta de la liga, en el caso de los gladiadores azules visitando El Sargal para medirse al REBI BM Cuenca.

Durante el mes de enero, a partir del día 12, se disputará el Mundial 2023 que tendrá lugar en Suecia y Polonia y en el que participará España que fue medalla de bronce en la anterior edición que acogió El Cairo (Egipto). El cuadro que dirige el técnico David Pisonero, aprovechará ese mes para ponerse a punto realizando la pretemporada de invierno, en la que se espera poder disputar algún choque de carácter amistoso.