El Recoletas Atlético Valladolid y el DS Auto Gomas Sinfín empataron (23-23) en el partido de ida de la tercera eliminatoria de Copa del Rey y dejaron todo abierto para el encuentro de vuelta de la próxima semana. No fue un buen partido en términos generales, pero sí hubo de nuevo mucho igualdad, emoción hasta el final y gran intensidad defensiva, sobre todo en una segunda parte con pocos goles y bastantes errores que tuvo su punto cumbre en los 30 segundos finales.

Con 23-22 y posesión para el Recoletas Atlético Valladolid, los locales no supieron jugar con inteligencia y permitieron al DS Auto Gomas Sinfín un contraataque postrero que terminó con gol y empate final. Los cántabros fueron más inteligentes durante todo el encuentro, llevando el juego a su terreno, y evitando el ritmo alto que gusta más a los pucelanos. Así, vimos un choque con pocos goles, defensas férreas, ataques largos, demasiado arbitraje y ritmo lento. En estas condiciones, el Recoletas Atlético Valladolid se vio perjudicado y terminó pagando con un empate.

El inicio del encuentro no tuvo el mismo ritmo del partido liguero que ambos equipos jugaron hace tres semanas. La falta de intensidad inicial se tradujo en defensas menos intensas y menos velocidad en ataques, algo que convenía más a los visitantes, más cómodos en esta circunstancia. Apenas se vieron contraataques en la primera mitad y el choque fue poco vistoso. El cansancio de un calendario cargado de partidos también influyó aunque eso no resto emoción e igualdad en un duelo entre dos rivales con muchas cuentas pendientes.

El 5-7 del minuto 14 fue la primera alerta para el equipo vallisoletano, que no encontraba la llave para frenar al Sinfín. Pablo Paredes con tres goles, y los cuatro goles de siete metros de los cántabros mantuvieron a los de Santander por delante. En el Recoletas Atlético Valladolid solo Fernando Hernández parecía entonado, anotó 5 goles en la primera mitad, ayudado por los tantos de Víctor Rodríguez y Dani Dujshebaev, pero los de Nacho González no se encontraban cómodos en ataque.

Al descanso se mantuvo la ventaja visitante por 10-12 que obligaba a los vallisoletanos a un esfuerzo extra en la segunda mitad. Los de Nacho González cumplieron y subieron un nivel en defensa, intentando correr y aumentar el ritmo de juego.

Poco a poco la intensidad fue aumentando en ambos áreas aunque el DS Auto Gomas Sinfín siguió por delante con esa ventaja mínima de dos goles (12-14, minuto 35). Sin embargo, fue el Recoletas el que subió su nivel defensivo y transformó el panorama del choque. César Pérez enlazó varias paradas brillantes y el equipo vallisoletano pudo correr por fin. Tres contraataques consecutivos anotados por Miguel Camino y Jorge Serrano pusieron por delante a los locales (17-15, minuto 43), una ventaja que se mantuvo durante unos minutos (21-19, minuto 49).

Sin embargo una exclusión y un penalti fallado por Fernando frenaron la posible escapada local y el DS Auto Gomas Sinfín volvió a igualar el partido (22-22, minuto 55). Así se llegó a los minutos decisivos con máxima igualdad, todo pendiente de pequeños detalles. Y así fue, los dos equipos cometieron errores en varios pases, erraron algún lanzamiento claro y sumaron algún ataque mal definido. Todo para llegar a la última jugada, con 33 segundos por jugarse, con 23-22 a favor del Recoletas Atlético Valladolid. Pero Dani Dujshebaev, otras veces salvador se enredó demasiado y no supo definir bien. En el posterior contraataque, a falta de 3 segundos, Jorge Prieto anotó el gol del empate (23-23).

Rodrigo Reñones, entrenador del DS Auto Gomas Sinfín, analizó así el encuentro: “Ha sido un partido muy bonito, de defensas, de contacto, similar al de liga de hace unas semanas, un partido igualado que deje abierta la eliminatoria. El trabajo defensivo de Valladolid es de gran exigencia física y preveíamos que iba a ser un partido de pocos goles. Además, en la primera parte hubo muchos errores en ambos equipos, también en la parte final del encuentro”.

“Los errores del final son fruto de los jugadores jóvenes de ambos equipos, de la falta de experiencia en partidos de esta tensión, ya que muchos no están acostumbrados a eliminatorias a doble partido. Al final, nos ha podido la ansiedad queriendo resolver rápido. No hemos sido del todo inteligentes, manteniendo más el balón”, concluyó Rodrigo Reñones.

Por su parte, el entrenador del Recoleta Atlético Valladolid, Nacho González, dijo tras el final: “Nos ha costado entrar. Por el ritmo lento, superparado. Hemos intentado correr pero no hemos podido. No terminamos nunca de coger el ritmo y nos amoldamos al suyo: tranquilo, pausado, que no nos beneficia porque a nosotros nos gusta correr, que los ataques duren poco… no estuvimos cómodo. Al principio nos costó parar a Pablo Paredes. Así se explica los dos goles por debajo al descanso”.

“En la segunda cambiamos y tuvimos más oportunidades de correr, más claras, generando acciones desde el lateral izquierdo. Subimos un punto en defensa, también parando a Paredes. Nos conseguimos ir pero una exclusión nos cortó el ritmo. Y luego las últimos opciones cometimos errores de lanzamiento, de pase… La ultima acción nos levantan la mano de pasivo y tiramos demasiado rápido ya que quizá tuvimos que buscar un golpe franco”, comentó Nacho González.

“La eliminatoria queda abierta porque en el momento que estamos el partido será seguro igualados. Allí intentaremos hacer un partido con un ritmo más para, pero fuera de casa nos costará más”, concluyó.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (23): César Pérez (portero), Roberto Turrado (-), Fernando Hernández (7, 2p), Abel Serdio (4), Gonzalo Viscovich (2), Víctor Rodríguez (3), Roberto Pérez (-) -siete inicial- Javi Díaz (Portero), Diego Camino (-), Nico López (-), Daniel Dujshebaev (3), Alfonso de la Rubia (-), Jorge Serrano (1), Luisma Lorasque (-), Sergi Grossi (-) y Miguel Camino (3).

DS Auto Gomas Sinfín (23): Ernesto Sánchez (portero), Alberto Pla (3), Alejandro Blázquez (2), Jorge Prieto (-), Pablo Paredes (2), José Manuel Herrero Lon (2), Guillermo Ros (1) -siete inicial- Iván Amarelle (7, 6p), Óscar Río (-), Íñigo Jorajuría (2, 2p), Diego Muñiz (-), Nikolai Herrero (-), Cristian Postigo (3), Darius Makaria (portero), José Antonio Calderón (1).

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 5-4, 5-7, 7-8, 8-9, 10-12 -descanso- 12-13, 15-15, 18-17, 21-20, 22-22, 23-23

Árbitros: José Manuel Iniesta y Miguel Martín Soria. Excluyeron a Diego Muñiz (8’, 31’), Roberto Turrado (13’, 41’), Jose A. Calderón (25’), Nico López (27’), Gonzalo Viscovich (33’), Nikolai Herrero (45’).

Pabellón: Pabellón Huerta del Rey (Valladolid). 1.787 espectadores.