El Recoletas Atlético Valladolid sumó una nueva derrota, la séptima, en su visita al Abanca Ademar León (30-24) en un choque durísimo, con un ritmo brutal y más igualado de lo que reflejó el marcador final. El equipo vallisoletano, un recién ascendido, plantó cara a un histórico de la Asobal que lucha por ser segundo en la clasificación durante muchos minutos. Solo se doblegó en los últimos 15 minutos ante el mayor poderío físico y de profundidad de banquillo de un Ademar que mantuvo siempre una alta eficacia ofensiva. 

Lo cierto es que el Recoletas Atlético Valladolid fue a remolque en el marcador durante todo el choque, siempre muy cerca del rival, y salvo un par de minutos en el inicio de la segunda parte en los que consiguió una ligera ventaja. Pero siempre mantuvo un alto nivel de juego y una imagen impecable durante todo el choque.

Sin embargo, Ademar León dio el golpe mortal a los visitantes a partir del minuto 45. La poderosa defensa leonesa, el acierto en portería de Nacho Biosca, y la mayor profundidad de banquillo fueron clave para frenar a los vallisoletanos y dejarles sin opciones en los minutos finales a pesar del buen juego mostrado por los de Nacho González durante todo el partido.

Javi Díaz estuvo muy bien bajo palos en la primera parte, también la defensa de los gladiadores azules, pero ambos fueron perdiendo fuelle durante la segunda parte en un un partido que se jugó a un ritmo altísimo, lo que dejó más espacios y opciones a su rival. También brillaron con luz propia los dos laterales del Atlético Valladolid, Dani Dujshebaev y Rubén Río, con 7 goles cada uno, pero apenas pudieron aparecer en la segunda mitad, cuando la defensa leonesa apretaba con más intensidad. 

Ademar León salió con su mejor arma cargada y en tres fogonazos al contraataque se puso 3-1, poniendo sobre la mesa desde el inicio sus mejores virtudes: su durísima defensa y su rapidez a la contra. Al Recoletas Atlético Valladolid le costó controlar sus ataques, pero con tranquilidad fue poco a poco evitando errores, pérdidas y lanzamientos fáciles, lo que evitó las contras del Ademar e igualó el partido a pesar de la primera inferioridad vallisoletana (7-6, minuto 12).

Un par de errores dejaron de nuevo al Ademar la posibilidad de correr y endosó un parcial de 4-1 para escaparse con 4 goles de ventaja (10-6). Tras un tiempo muerto de Nacho González el Recoletas recuperó de nuevo oxígeno (10-10, minuto 20) gracias a las paradas de Javi Díaz y la defensa, que permitieron varios contraataques.

Además, los dos jóvenes laterales del Recoletas, Dani Dujshebaev y Rubén Río, por fin brillaron con un partido muy completo, sobre todo en la primera mitad. Entre ambos anotaron 14 goles (7 cada uno) y 9 de ellos en la primera parte. Estos goles de lanzamientos exteriores permitieron aguantar el tirón de un Ademar también muy eficaz en ataque. Los goles llegaban con excesiva facilidad y se llegó al descanso con un marcador algo y la misma igualdad (15-14).

Tras el paso por el vestuario el Recoletas vivió sus mejores minutos gracias a los goles exteriores  de Dujshebaev y Rubén Río. Los vallisoletanos se pusieron por delante por primera vez en el partido (15-16, minuto 31). Pero la reacción leonesa fue contundente ya que siguió anotando con facilidad y también con mucha rapidez, obligando a su rival a un constante intercambio de goles en el que los vallisoletanos salieron perjudicados (19-17, minuto 36 y 25-22 minuto 45).

En ese momento, Ademar León subió aún más su nivel defensivo, ayudado por su portero, Nacho Biosca, que incluso detuvo dos penaltis a Fernando y Dujshebaev. Tampoco ayudó el cansancio de los hombres importantes del Atlético Valladolid. Varios robos del Ademar y una defensa vallisoletana que no se encontraba cómoda, tampoco con un 5-1 con Miguel Camino de avanzado, dejaron el partido muy franco ya para los locales. (28-23, minuto 52). 

Los de Nacho González estuvieron nueve minutos sin anotar, hasta el 28-24 del minuto 56 tras una contra de Miguel Camino, y el partido entró en su recta final sin posibilidades de cambio. Los vallisoletanos cayeron por 30-24, sumando su séptima derrota y terminando con su racha de tres victorias consecutivas.

El entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, Nacho González, analizó así el choque: “Hemos tenido un buen partido en líneas generales, aunque en los últimos minutos nos faltó continuidad ofensiva, quizá llegamos un poco justos después de un partido con un ritmo de juego brutal. Ademar también subió su nivel de intensidad en esos minutos finales”. 

“Hicimos 45 minutos buenos, en el que hicimos un partido muy serio cuando hicimos las cosas bien. Es difícil conseguir que el Ademar en su casa no te pase por encima, por eso estamos contentos, pero también seguimos teniendo la ambición de querer más. Es una pena no haber llegado al final con un partido más ajustado”, dijo el técnico.

“Se vivió un ritmo brutal durante todo el partido, en un choque tan duro es complicado, y al final no dimos continuidad, nos faltó la riqueza táctica y ofensiva que llevábamos hasta el momento. Ademar tiró de virtudes como lanzamientos muy rápidos, buena portería, contraataque espectacular, aunque lo hemos sabido contrarrestar durante mucho tiempo parando sus contras y esos ataques. Pero en el último tramo Ademar volvió a realizar sus ataques rápidos, con los que se sienten más cómodos”, dijo.

“Me quedo con muchas cosas positivas. Tenemos que mejorar pero somos un equipo con un gran margen de mejora a medio plazo. Vamos dando pasos, y hoy hemos competido ante un buen equipo, les hemos tratado de tú a tú, pero queremos más, queremos un punto más de ambición. Además para el club es un paso adelante, jugar un derbi regional de este estilo, hay que seguir creciendo como club pero con los pies en el suelo ya que somos un recién ascendido”, comentó Nacho González.

FICHA TÉCNICA

Abanca Ademar León (30): Vladimir Cupara (portero), Mario López (2), Sebas Simonet (1), Juanín García (5), Diego Piñeiro (2), Federico Matias Vieyra (4), Alejandro Costoya (7) –siete inicial- Gonzalo Carou (-), Rodrigo Pérez (-), Leo Santos (3), David Fernández (1), Juanjo Fernández (2), Jaime Fernández (3), Ignacio Huerta (-), Javi García (-), Ignacio Biosca (portero),

Recoletas Atlético Valladolid (24): Javi Díaz (Portero), Nico López (-), Roberto Turrado (-), Fernando Hernández (4), Abel Serdio (2), Gonzalo Viscovich (2), Víctor Rodríguez (1),

-siete inicial- Diego Camino (-), Alfonso de la Rubia (-), Rubén Río (7), César Pérez (portero), Roberto Pérez (-), Jorge Serrano (-), Miguel Camino (1), Daniel Dujshebaev (7), Sergi Grossi (-).

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 5-3, 8-6, 10-8, 13-12, 15-15 -descanso- 18-17, 22-20, 25-22, 26-23, 28-23 y 30-24.

Árbitros: Javier Álvarez Mata y Jon Bustamante López. Excluyeron a Rubén Río (9’), Roberto Turrado (20’), Abel Serdio (54’).

Pabellón: Palacio de los Deportes (León). 3.040 espectadores. 

EscuchaPostpartido Ademar-At.Valladolid Nacho González en Spreaker.