El Recoletas Atlético Valladolid ha visitado hoy la almazara Oliduero, en Medina del Campo, la primera almazara ecológica de Castilla y León. La plantilla del equipo de Liga Asobal conoció de cerca el proceso de fabricación del aceite y degustar los aceites de oliva virgen extra Oliduero. Una actividad de final de campaña que se engloba dentro de la colaboración con la Diputación de Valladolid y en la campaña de promoción del aceite de oliva de Alimentos de Valladolid.

Los jugadores, cuerpo técnico y directivos del Recoletas Atlético Valladolid visitaron esta almazara ecológica, única en la provincia de Valladolid. Una visita que fue dirigida por el propio presidente de Bodegas Familiares Matarromera, Carlos Moro, y el responsable de la almazara, Alberto Gómez, para conocer el proyecto y el proceso de fabricación del aceite. También estuvieron acompañados por la diputada Inmaculada Toledano, de Medina del Campo. Los jugadores también visitaron la bodega Emina.

Se realizó también una cata de aceite impartida por Alberto Gómez. Se cataron los aceites Ecológico y Secret Blend, una cata que se complementó con la degustación de algunos quesos con el sello de Alimentos de Valladolid.

Esta almazara, construida junto a la Bodega Emina en Medina del Campo, tiene una capacidad de producción anual de 450.000 kilos de aceituna para elaborar en torno a 74.000 litros anuales de aceite de oliva virgen extra en sus instalaciones, entre lo que produzca Oliduero y lo que elabore para oleicultores externos.

La almazara Oliduero, inscrita en el Régimen de Agricultura Ecológica, incorpora numerosas prácticas sostenibles en sus procesos de producción: minimización y uso eficiente de recursos y ahorro energético, con la apuesta por la biomasa procedente de coproductos como el hueso de aceituna. La energía obtenida con el uso de la biomasa permite llevar a cabo el proceso productivo oleícola y la climatización del interior de la almazara