El Recoletas Atlético Valladolid se impuso al BM Zamora Rutas del Vino (33-30) en su cuarto partido de pretemporada, un choque disputado en Huerta del Rey en una tarde de calor en el pabellón. Los gladiadores azules sufrieron muchísimo para llevarse la victoria ante un rival más intenso, más dinámico y mejor asentado en el campo.

El encuentro tuvo una previa muy emotiva ya que los dos equipos salieron a la pista con una camiseta de apoyo a Miguel Camino, que la pasada semana sufrió un accidente de tráfico. Camino jugó varios años en Zamora y sigue siendo muy querido allí. Todos los jugadores vistieron con una camiseta con el mensaje: “Ánimo Miguel ¡Alegría!”.

En lo deportivo el equipo de Óscar Ollero firmó un mal encuentro de pretemporada, pese a que en los primeros minutos sí estuvo a su nivel habitual en intensidad y defensa. Sin embargo, a partir del minuto 15 fue el BM Zamora el que llevó la iniciativa y los gladiadores azules fueron a remolque. La falta de tensión se reflejó en las dificultades en ataque, donde no hubo rapidez ni continuidad. La conexión con el pivote, sobre todo con un Robin Dourte casi inédito, fue dificultosa, y el Recoletas no encontró alternativas como en partidos anteriores. 

Lo cierto es que los gladiadores azules arrancaron muy bien el choque, con buen ritmo, con una buena defensa e intervenciones decisivas de Carlos Calle en la portería. Esa fortaleza defensiva local permitió numerosas contras y anotar con facilidad para escaparse en el marcador y alcanzar pronto los cinco goles de ventaja (8-3 minuto 15). Sin embargo, el BM Zamora fue ajustando su defensa, cerrando espacios y maniatando poco a poco al Atlético Valladolid, que se fue diluyendo mientras se chocaba con la defensa visitante. Al descanso se llegó con un ajustado 18-17 gracias al brillante trabajo de los zamoranos en la recta final del primer tiempo.

Los de Óscar Ollero volvieron a la pista igual, sin encontrar el ritmo y el juego idóneos y sin la fórmula para superar a un BM Zamora mucho más intenso que los locales. El equipo zamorano siguió serio y muy fuerte atrás e incluso se puso por delante en el marcador por primera vez (23-24, minuto 45). Los vallisoletanos seguían a remolque y a impulsos en una mala segunda parte en la no encontraron soluciones. 

Un tiempo muerto de Ollero cambió un poco el panorama y el Recoletas logró de nuevo tres goles de diferencia (30-27, minuto 53) y el equipo se asentó con un poco de confianza para llevarse el triunfo final sin problemas (33-30). En los minutos finales pudieron debutar con el Atlético Valladolid dos jugadores junior: Diego Pérez y Matías Bergara.

Por los vallisoletanos destacó la actuación individual de Jorge Serrano, autor de 10 goles, gran parte de ellos desde la línea de 7 metros. Su seguridad y confianza crecen en cada partido. Los extremos de nuevo estuvieron muy acertados, fue este el principal argumento ofensivo delo Recoletas: Dani Pérez 4 goles y Roberto Turrado 3 goles. Adrián Fernández y Rubén Río se quedaron con 3 goles cada uno.

La siguiente cita de Recoletas Atlético Valladolid será el miércoles 28 de agosto a las 19.00 horas también en el pabellón Huerta del Rey con un enfrentamiento ante el Blasgón y Bodegas Ceres Villa de Aranda, que esta semana superó precisamente al BM Zamora en la eliminatoria previa de la Copa de Castilla y León 2019.

Óscar Ollero, entrenador del Recoletas valoraba así este nuevo encuentro de pretemporada: “Hemos hecho dos partidos distintos. Los primeros 15 minutos bien, a nuestro ritmo, como estamos acostumbrados, pero a partir de ahí no hemos jugado. Sin embargo, el BM Zamora sí ha jugado el partido que nosotros debíamos haber hecho y hemos ido a remolque. Las sensaciones no han sido buenas, pero si hay partidos malos mejor que sean estos de pretemporada. Hay que acostumbrarse a partidos así que nos vamos a encontrar en Liga. Hemos tenido muchas perdidas de balón, y eso hay que darle una vuelta de tuerca para solucionarlo. La verdad es que no he reconocido a mis jugadores en muchas fases”.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (33): Diego Camino (2), Nico López (1), Roberto Turrado (3), Dani Pérez (4), Adrián Fernández (3), Rubén Río (3), Carlos Calle (portero), Arthur Patrianova (2), César Pérez (portero), Álvaro Martínez (-), Miguel Martínez (1), Roberto Pérez (-), Robin Dourte (-), Jorge Serrano (10), Manu García (-), Claudio Ramos (1), Víctor Rodríguez (3), Matías Bergara (-) y Diego Pérez

BM Zamora Rutas del Vino (30): Felipe Barrientos (portero), Fernando Ruiz (-), Pablo Cubillas (6), Octavio Magadán (2), Jorge Martín ‘Jortos’ (1), Ignasi Admella (portero), Miguel García Magariño (-), Raúl Maide (3), Iñaki Gómez (-), David Sandín (2), Guillermo García (4), Ramiro Martínez (3), Gastón Mouriño (1), Jaime González (2), Dalmau Huix (4), Sergio Sarasola (2), Miguel Guarido (portero), Jaime Gallego (-)

Parciales cada 5 minutos: 5-1, 8-3, 11-7, 15-11, 16-15, 18-17 -descanso- 20-19, 22-21, 23-22, 27-25, 30-29, 33-30

Árbitros: Álvaro García y Raúl López. Excluyeron a Robin Dourte (24’), Víctor Rodríguez (27’), Miguel García (42’), Claudio Ramos (49’), Fernando Ruiz (51’), Roberto Pérez (55’).

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). Partido amistoso.