El Recoletas Atlético Valladolid ya conoce a su rival para la tercera ronda de la XLVIII Copa del Rey. Será el potente REBI BM Cuenca, tercer clasificado de la Liga Plenitude ASOBAL a la conclusión de la primera vuelta con 21 puntos y solo tres derrotas, y uno de los equipos que mejor balonmano ha hecho en la mitad inicial de la temporada.

Como la anterior ronda, esta eliminatoria será a partido único estando previsto que se dispute el miércoles 15 de marzo en el Polideportivo Huerta del Rey, con lo que los gladiadores azules, 11º en la primera vuelta liguera con 13 puntos, contarán con la baza del factor cancha teniendo el apoyo de su fiel afición.

Mientras que los vallisoletanos superaron la anterior R2 de Copa ganando en pista del BM Alarcos en Ciudad Real (26-32), los conquenses se deshicieron del BM Los Dólmenes Antequera de División de Honor Plata (22-28). En liga, Cuenca venció al Recoletas en la J1 (28-33), si bien el partido de Copa será diferente y los pucelanos tendrán la oportunidad de resarcirse y conseguir el deseado pase a la final a ocho copera. Antes del encuentro de la R3, el Recoletas inaugurará la segunda vuelta de la competición ASOBAL el 4-5 de febrero (J16), poniéndose a prueba precisamente frente al cuadro que dirige Lidio Jiménez, en su pista de El Sargal.

En esta tercera eliminatoria de la XLVIII Copa del Rey, participan 12 equipos que se enfrentan en 6 eliminatorias que se jugarán en casa del conjunto peor clasificado la temporada anterior de cada emparejamiento. Los seis clubes clasificados accederán a la fase final que tendrá lugar en Santander del 5 al 7 de mayo, en la que ya esperan el Blendio Sinfín como anfitrión y el vigente campeón Barça.

La R3 enfrentará además de a Recoletas y Cuenca, a Logroño La Rioja y Fraikin Granollers, al Trops Málaga ante Frigoríficos del Morrazo, a Bathco Torrelavega y Bada Huesca, al CÍVITAS Guadalajara frente a Ángel Ximénez Puente Genil y a Helvetia Anaitasuna y Abanca Ademar.

El entrenador David Pisonero, ha valorado el sorteo de la ronda 3 de Copa del Rey como un reto muy complicado, “no es el rival que hubiéramos elegido y mucho menos después de haber tenido que empezar con ellos la primera jornada. Nos supone jugar contra un rival que ha hecho una fantástica primera vuelta, es tercer clasificado de la ASOBAL, ha hecho buen juego, es contundente y físicamente fuerte”, desgrana el responsable del banquillos del Recoletas. 

Sin embargo, aunque Pisonero la califica como “una eliminatoria muy dura”, el técnico vallisoletano otorga posibilidades reales a su equipo y ve la parte positiva “será en Huerta y podremos disfrutar de un magnífico partido aquí. Una eliminatoria a un solo partido hace que nuestras posibilidades puedan aumentar y podamos forzar más la situación para poder ser parte de los últimos ocho en la Copa que es un objetivo del club”, señala. “Es cierto que nos ha tocado un escollo por medio muy importante, veremos como estamos en marzo de estado de forma, como es nuestra trayectoria en liga y como afrontaremos la eliminatoria de Copa”, ha añadido el preparador de los gladiadores azules.