El Recoletas Atlético Valladolid disputa mañana sábado el partido de vuelta de la tercera eliminatoria de Copa del Rey ante el Bidasoa Irún. El encuentro se disputará en el Pabellón Artaleku de Irún a las 19.00 horas y servirá para decidir qué equipo alcanzará la siguiente ronda después del empate (28-28) registrado en el partido de ida de Huerta del Rey. 

Los gladiadores azules afrontan este encuentro de Copa del Rey con tranquilidad y ilusión, después de la buena imagen ofrecida en el partido del pasado miércoles en Valladolid, en el que se compitió al máximo nivel ante uno de los rivales más en forma de la Asobal.

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, analizó hoy esta eliminatoria: “Partido para cerrar el año con la ilusión de poder estar dentro de la competición hasta el final y poder competir la eliminatoria hasta el final”.

El conjunto vallisoletano llega a la cita con todos los jugadores disponibles, salvo el lesionado Jorge Serrano. “La plantilla está física y anímicamente bien aunque se empieza a notar el cansancio de la primera parte de la temporada, pero el equipo estará sin ningún problema para afrontar el partido. Todos los jugadores están listos”, explicó David Pisonero.

El empate del miércoles en Huerta del Rey (28-28) otorga esperanzas al Recoletas Atlético Valladolid y aunque viaja a Irún sin ventaja esta temporada fuera de casa se ha mostrado un rival temible con cuatro victorias en siete partidos. “Después del partido de ida seguimos teniendo posibilidades, no el 50% porque no va a ser sencillo ganar en Artaleku. Pero ya tenemos la experiencia de haber competido allí y haber estado a la altura en otros momentos, aunque es cierto que no es el mismo equipo de ahora”, analizó el entrenador del Atlético Valladolid.

Pisonero se agarra al buen trabajo que los gladiadores azules han hecho lejos de Huerta  del Rey durante toda la primera vuelta de la Liga Asobal, aunque también respeta mucho a un rival, Bidasoa Irún, que está en un momento muy dulce de la temporada. “Es cierto que no llevamos ventaja en el marcador pero tenemos la misión de hacer algo que ya hacemos en liga que es intentar ganar fuera de casa. Lo vamos a hacer contra un equipo que está en un momento inmejorable de la temporada, segundo en la clasificación de la Liga Asobal y finalista de la Copa Asobal, y seguro que ellos no quieren tirar una competición tan atractiva como la Copa del Rey”, dijo el técnico.

“Estamos todos listos, vamos con la máxima ilusión desde el minuto uno, y esperamos ganar y tener las opciones intactas de continuar vivos en la Copa del Rey cuando volvamos de vacaciones”, añadió David Pisonero.

Por su parte, el Bidasoa Irún, ya jugó en Valladolid con varias bajas importantes: Kauldi Odriozola, Rodrigo Salinas y Rudy Seri. Su entrenador, Jacobo Cuétara, pidió el apoyo de su afición para este encuentro de vuelta: “Vamos a necesitar el apoyo de la afición porque estamos muy cansados, muy condicionados por las bajas. Es un partido más, un último esfuerzo". 

Cuétara destacó que, pese a las bajas, la acumulación de partidos y los viajes, el Bidasoa jugó "de tú a tú" al Recoletas Atlético Valladolid y mostró "solidez" y "confianza". "El equipo confía mucho en sus posibilidades. También fue así en la semifinal de la Copa Asobal. Incluso con tres bajas y yendo por detrás en el marcador, confiábamos en poder ganar y así fue. Y en Valladolid, otro tanto", señaló.

Pese al buen resultado de la ida, el entrenador del Bidasoa Irún no se fía del Recoletas Atlético Valladolid. "Igual que nosotros somos el segundo mejor equipo como local, ellos son el segundo mejor equipo a domicilio", dijo.

"Ojo, porque el Atlético Valladolid juega muy bien fuera de casa y así lo ha demostrado en la primera vuelta. No va a ser fácil. Son partidos de nerviosismo. No es un tema de puntos, sino de pasar ronda o caer eliminados. Hay que mantener el control, sobre todo en parciales negativos que pueda haber. Y maximizar el rendimiento en los positivos. Ganará el que esté más cercano a su nivel", vaticinó.