El Recoletas Atlético Valladolid recibe mañana martes al Barça en Huerta del Rey (20.00 horas), un duelo siempre muy complicado ante equipo dominador de la Liga Asobal en las últimas temporadas. Los gladiadores azules buscarán la sorpresa ante un rival poderoso que llega invicto en la liga y solo ha cedido una derrota en la Liga de Campeones.

Los vallisoletanos llegan tras la reciente derrota sufrida en su visita al Abanca Ademar León (34-31) en un partido igualado y competido en el que rozaron la sorpresa. El Recoletas suma una victoria y dos derrotas en este arranque liguero y mañana recibe en casa al rival más duro, un Barça campeón de la Liga Asobal y actual líder del torneo.

El Recoletas Atlético Valladolid de Óscar Ollero continúa arrastrando problemas de lesiones. De nuevo el entrenador no podrá contar con el extremo Jorge Serrano, aún lesionado en su rodilla, mientras que el también extremo Miguel Camino todavía continúa recuperándose de sus problemas y será difícil su participación. 

El técnico, Óscar Ollero, es consciente de la diferencia entre ambos equipos, pero tratará de que su plantilla compita al máximo nivel. “Vamos a salir igual que todos los partidos, a competir los 60 minutos intentando siempre dar un buen espectáculo y que la afición vea que podemos luchar contra un Barça con todas sus estrellas. Veremos hasta donde llegamos, pero vamos sin miedo y con la misma ilusión que cualquier otro partido”, explicó hoy el entrenador del Recoletas.

Sobre las posibles claves del encuentro comentó: “Sabemos que el Barça convierte en contraataques cualquier pérdida de balón o lanzamientos mal ejecutados. Lo hemos visto en todos los partidos del Barça, ante el Celje en Champions gana 45-21 con 23 contraataques. Esa es la gran diferencia que tiene. Por eso tenemos que proteger nuestra defensa y si nos ganan el partido que lo hagan con lanzamiento exterior, veremos si pueden hacerlo. Si les damos opciones de correr lo tendremos muy complicado”. “Tenemos que mejorar todavía muchas cosas, pero lo más importante ahora mismo es perder menos balones. Ahí está la gran clave de nuestra situación de juego actual”, añadió Ollero. 

¿Se puede competir con el Barça? “No es imposible”, respondió el entrenador del Atlético Valladolid. “Se le puede competir pero hay circunstancias que tienen que cumplirse, que nosotros estemos al 150% y ellos al 40%. Es decir, ganar no solo por mérito tuyo sino por demérito del rival. Bidasoa Irún en casa compitió con ellos aunque al final pierde por tres goles”, recordó.

Óscar Ollero también tuvo palabras hacia Abel Serdio, que volverá a pisar Huerta del Rey tras su fichaje por el Barça esta temporada. “No sabemos si estará o no en la pista, esperemos que sí, para que la afición pueda disfrutar con él. Conocer su juego puede ser bueno, pero también malo, ya que él también nos conoce mucho. Sea como sea me gustaría que estuviera y pudiera jugar”, concluyó Ollero.

También el jugador Rubén Río compareció hoy en rueda de prensa. El lateral también reconoce la dificultad de este choque. “Nos lo planteamos como un partido más. Si sales pensando que vas a perder te meten una paliza. Saldremos a ganar y a aguantar todos los minutos que podamos. Obviamente son mejores, todos los sabemos, tienen un presupuesto enorme, pero saldremos a pelear los 60 minutos y luego ya se verá en el campo. A un partido le puedes competir, aunque en una liga es casi imposible”, dijo el jugador. 

Rubén Río es optimista y cree que el Recoletas Atlético Valladolid ha arrancado bien y que aún puede mejorar. “Estamos en una línea de trabajo buena, hemos competido en todos los partidos aunque quizá nos falte un poco de tranquilidad al final, pero el equipo está buena línea y creo que lo arreglaremos. Hemos hecho tres buenos partidos y faltan detalles que habrá que ir puliendo a medida que vaya avanzando la liga irá mejorando”, dijo Río.

Por su parte, el  Barça llega a este encuentro en Valladolid con tres victorias en Liga Asobal, la última por 49-26 ante el Bada Huesca, y tras ganar en la Liga de Campeones al Celje esloveno por 45-21. En ambos partidos su defensa y sus contraataques fueron clave. Además, los pivotes azulgrana Ludovic Fábregas y Abel Serdio, con 5 tantos cada uno, fueron determinantes ante Huesca. La velocidad azulgrana, sus salidas al contraataque con el capitán Víctor Tomás y el joven Álex Pascual, con 7 goles cada uno, también tuvieron gran protagonismo en ese último partido de liga.

Los campeones de Liga Asobal mantienen el mismo bloque del año pasado, reforzado por el fichaje estelar de Luka Cindric, que les ofrece un lujoso puesto de central completado con Raúl Entrerríos y Aron Palmarsson. También llegó Abel Serdio desde el Recoletas Atlético Valladolid para reforzar el puesto de pivote.

Los catalanes siguen basado su juego en su poderío defensivo, su portería (Pérez de Vargas y Kevin Möller) y su capacidad de correr al contraataque. En ataque tienen múltiples recursos, tanto con el lanzamiento de los laterales Dika Mem, Tim N’Guessan, Lasse Andersson o Jure Dolenec, como con la destreza de los centrales y la calidad de una gran segunda línea tanto en extremos (Aleix Gómez, Aitor Ariño, C. Mortensen y Víctor Tomás) como en pivote (Ludovic Fàbregas, Abel Serdio y Sorhaindo).