El Recoletas Atlético Valladolid cayó derrotado hoy en Huerta del Rey ante el Bidasoa Irún (25-26) en un choque que dominó durante 45 minutos y que terminó perdiendo con un gol de Sergio de la Salud sobre la bocina. Los vallisoletanos merecieron más en un fantástico encuentro ante uno de los equipos más fuertes de la competición, con la mejor defensa de la Liga Asobal, pero algunos errores y detalles en los momentos decisivos decantaron la balanza hacia los de Irún.

Los gladiadores azules jugaron uno de sus mejores partidos de la temporada, con una primera parte brillante en la que superaron con inteligencia y habilidad la temible defensa del Bidasoa Irún, llegando a ganar por 5 goles (10-5, minuto 21) (14-11). Pero en la segunda mitad, los visitantes apretaron mucho más, y en ataque estuvieron más fluidos, aumentando el ritmo del encuentro, mucho más intenso y loco. Una situación que no favoreció al Recoletas, que se atascó en ataque durante muchos minutos y perdió su ventaja de 4 goles (20-21, minuto 50).

Los últimos diez minutos fueron muy igualados y los pequeños errores fueron determinantes. Bidasoa no perdonó el desacierto del Recoletas y se mantuvo firme. Arthur Patrianova empató el choque a falta de 40 segundos (25-25), pero en la última jugada, sobre la bocina, Sergio de la Salud se sacó un disparo de cadera imparable que dio el triunfo a su equipo. 

Gran trabajo coral de un Recoletas que se vació para ofrecer su mejor versión. Rubén Río con 6 goles, fue el máximo goleador junto a Robin Dourte (4) -en su partido más completo-, Arthur Patrianova (3), Nico López (3) y Manu García (3). 

PRIMERA PARTE ESPECTACULAR PARA LOS LOCALES

El Recoletas arrancó el partido de forma excepcional. La mejor versión de su defensa 6-0 frenó a un Bidasoa que era incapaz de encontrar espacios, ni dentro ni fuera. César Pérez acompañó en la portería con varias intervenciones clave en los primeros minutos, lo que dio ventaja al Atlético Valladolid en el inicio (4-1, minuto 5). 

En ataque brilló Diego Camino. Su creatividad, con varias asistencias imposibles, y su dirección ofrecieron al Recoletas el ingrediente necesario para superar a la mejor defensa de la Liga Asobal. Los gladiadores azules apostaron por la inteligencia y la velocidad para esquivar la muralla de los irundarras y funcionó durante la primera parte. Una superioridad numérica dio al Recoletas una mayor ventaja (8-4, minuto 14), que incluso pudo ampliar, ahora con Adrián Fernández como central, hasta los 5 goles (10-5, minuto 21).

Un tiempo muerto del Bidasoa y varios errores del Recoletas permitieron a Kauldi Odriozola anotar tres goles consecutivos y cortar la racha local (10-8, minuto 24). Sin embargo, la inercia del encuentro era muy positiva para los vallisoletanos que se marcharon al descanso con tres goles de ventaja (14-11) tras un espectacular gol de Arthur Patrianova desde campo propio.

Sin embargo, Bidasoa apretó en defensa en la segunda parte y cambió su estilo ofensivo, más incisivo y fluido, con mucha más velocidad, ataque cortos y buscando la continuidad hasta los extremos. Dos goles seguidos de Crowley igualaron de nuevo el choque (14-13, minuto 33), y tres minutos después Bidasoa Irún pudo empatar (15-15). El partido cambió radicalmente, con dos equipos volcados en ataques veloces, con un ritmo endiablado en el que el Recoletas se sintió más cómodo en un principio. En este toma y daca, con muchos más goles que en la primera parte, los de Óscar Ollero pudieron recuperar su ventaja (20-16, minuto 41) con cuatro goles seguidos de Rubén Río, Nico López -enorme su aportación en defensa y también en ataque- Dani Pérez y Adrián Fernández.

Sin embargo, a partir de ese momento el nivel defensivo de los visitantes fue creciendo poco a poco. El Recoletas se estrellaba una y otra vez con la contundente defensa del Bidasoa, también estuvo acertado Xoan Ledo en la portería, y su ataque se atascó. En diez minutos lo de Óscar Ollero solo pudieron anotar un gol, algo que dio alas al conjunto vasco para remontar de nuevo (20-20 minuto 45) y ponerse por delante por primera vez en el partido (20-21, minuto 50), tras un parcial de 0-5.

El panorama no era positivo para el Recoletas pero aún así pudo equilibrar el choque y mantenerse vivo hasta el final. Los vallisoletanos aprovecharon una superioridad y el partido entró en el minuto 55 con ventaja para el Recoletas (23-22). En la recta final los detalles marcaron el devenir del encuentro. Los gladiadores azules pagaron caro un par de errores, una pérdida de Adrián que terminó en gol de Crowley y una contra fallada por Miguel Camino que dio oxígeno al Bidasoa en el minuto 57 (24-24). Crowley anotaría de nuevo a falta un minuto (24-25) pero Arthur Patrianova, con otro lanzamiento exterior empataría (25-25) aunque dejando a los visitantes con 40 segundos para la última posesión. 

Los vallisoletanos pudieron frenar al Bidasoa durante esos segundos, pero no el disparo exterior de Sergio de la Salud, sobre la bocina. Un lanzamiento de cadera ante el que nada pudo hacer César Pérez y que llevó la victoria a Irún (25-26) y la decepción a la grada de Huerta del Rey.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (25): Diego Camino (1), Nico López (3), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (2), Adrián Fernández (1, 1p), Rubén Río (6, 1p), Arthur Patrianova (3), César Pérez (portero, 12 paradas), Álvaro Martínez (1), Roberto Pérez (-), Robin Dourte (4), Alberto Cepeda (portero), Miguel Camino (-), Manu García (3), Claudio Ramos (-), Víctor Rodríguez (1).

Bidasoa Irún (26): Rangel Luan Da Rosa (portero), Iñaki Cavero (2), Milos Orbovic (-), Adrián Crowley (5), Mikel Zabala (-), Kauldi Odriozola (5), Iker Serrano (-), Xoan Manuel Ledo (portero), Esteban Salinas (-), Sergio de la Salud (2), Leo Renaud (3, 1p), Rodrigo Salinas (6, 2p), Jon Azkue (3), Thomas Tesoriere (-), Matheus Da Silva (-), Rudy Seri (-)

Parciales cada 5 minutos: 4-1, 5-4, 8-4, 9-5, 11-8, 14-11 -descanso- 15-13, 18-16, 20-18, 20-20, 22-22, 25-26 

Árbitros: Ignacio Pascual y Carlos Luque. Excluyeron a Nico López (1’), Rudy Seri (12’), Thomas Tesoriere (46’, 52’).

Pabellón: Huerta del Rey (Valladolid). 8ª jornada de Liga Asobal. 2.084 espectadores.

 

Declaraciones de Óscar Ollero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, tras el partido: “Lo primero que quiero es felicitar a Bidasoa. No se han merecido los dos puntos, pero el deporte es lo que es y se decide por pequeñas acciones. Estoy seguro que mi equipo se ha vaciado, ha dejado todo, y no se les puede reprochar nada. Solo queda felicitar al rival y ya está. No queda otra”.

“Sabíamos la defensa que teníamos enfrente, el equipo menos goleado de la liga, con una media de 22 goles, al final hemos podido anotar 25 goles”, dijo Ollero. “Adrián nos ha dado mucho en defensa, no solo es atacar, y confío en todos los jugadores. Además Diego Camino estaba cansado y hay que rotar. Solo tenemos dos centrales y hay que jugar con ellos. Robin Dourte nos puede dar intensidad en 10 o 12 minutos y hay que ir metiéndole en los momentos idóneos. Igual me he equivocado y tenía que haber jugado más tiempo, pero él ha jugado buen partido”, añadió.