El Recoletas Atlético Valladolid fue superado por el Barça en su visita a Huerta del Rey (27-39), en un partido en el que los gladiadores azules mantuvieron el tipo durante la primera parte, demostrando coraje, argumentos y polivalencia ofensiva. Pero el ritmo brutal que impuso el Barça, con una defensa fortísima y ataques fulgurantes, fue desgastando a los vallisoletanos, que ya no pudieron igualar esa intensidad en la segunda mitad. 

Los gladiadores azules salieron con valentía y decisión en ataque, sin complejos. Así aguantó el Recoletas en la primera mitad, pese a la muralla defensiva de un Barça superior físicamente. Los catalanes defendían y corrían, y sus ataques estáticos duraban segundos, pero el Atlético Valladolid aguantó este ritmo en una primera parte brillante, excepcional la portería de César Pérez, pero no en la segunda, cuando las fuerzas flaquearon y la profundidad de banquillo decantó la balanza.

Además, Óscar Ollero no pudo contar hoy con el pivote francés Robin Dourte, baja de última hora con un fuerte golpe en la cadera, pero fue bien suplido por Álvaro Martínez. A esta baja se sumó las ya conocidas de Miguel Camino y Jorge Serrano. Los que sí estuvieron cumplieron en intensidad, valor y mucho esfuerzo compartido con solidaridad. 

La diferencia física entre ambos fue, a la postre, determinante. Tras un primer periodo muy completo de los vallisoletanos (15-18), con el paso de los minutos las fuerzas se desequilibraron y la sexta marcha del Barça fue imposible de nivelar. Un choque muy completo de César Pérez en portería, de los centrales Diego Camino (4 goles) y Adrián Fernández (5), también de la primera línea con Rubén Río (4), Arthur Patrianova (3) y el joven Álvaro Martínez (4) cada vez con más galones.

El encuentro dejó un inicio muy positivo para el Recoletas Atlético Valladolid, con firmeza defensiva y una gran actuación de César Pérez en la portería (5 paradas en apenas siete minutos). Los gladiadores azules salieron con concentración, evitando errores, pérdidas de balón y posibles contraataques fáciles del Barça. Así, con el 5-3 a favor de los locales en el minuto 9 Xavi Pascual se vio obligado a pedir tiempo muerto.

La defensa del Barça subió intensidad y el Recoletas cometió entonces varios errores. Los catalanes pudieron correr con más frecuencia y empezaron a imprimir mucha más velocidad a todas sus acciones. Los locales sufrieron más en defensa y el Barça se puso por delante (5-7, minuto 14). Los de Óscar Ollero persistieron con su defensa 5-1 con Turrado de avanzado, un Turrado que tuvo varios momentos brillantes en ataque como central.

Los vallisoletanos luchaban por no contagiarse del ritmo brutal que imponía el Barça, con ataques fulgurantes y lanzamientos rapidísimos. Sin embargo, los gladiadores azules sí se sintieron cómodos y valientes en ataque, anotando con fluidez desde el exterior, el pivote e también los extremos, evitando que su rival se escapara en el marcador (9-11 minuto 19).

César Pérez continuó a un nivel increíble bajo palos e incluso detuvo un penalti a Aleix Gómez, pero su actuación era insuficiente ante la avalancha azulgrana, más después de dos exclusiones consecutivas de los vallisoletanos que dio alas al Barça para aguantar en cabeza (12-14, minuto 23), aunque siempre sin poder romper el encuentro.

Ollero se la jugó, como hiciera en León, poniendo un jugador más en pista, un 7 contra 6 que utilizó en la recta final del primer tiempo, con dos pivotes: Álvaro Martínez y Claudio Ramos (que debutaba oficialmente con el Recoletas), con un resultado correcto para aguantar. Pero en un abrir y cerrar de ojos, después de tres pérdidas, el Barça marcó fácil y se escapó a cinco goles (13-18, minuto 28). Aunque dos goles de los hermanos Martínez, Álvaro y Miguel, dejaron un 15-18 al descanso que dejaba una pizca de esperanza al Recoletas. 

En la segunda parte, el Barça aumentó todavía más las dos armas con las que más daño estaba haciendo: una defensa cerrada fortísima y un ritmo ofensivo endiablado con ataques de apenas diez o doce segundos, que el Recoletas apenas podía frenar. La contundencia física de N’Guessan o Dika Mem, entre otros, con ataques muy directos, fue siempre un dolor de cabeza para los locales. Óscar Ollero tuvo que parar el choque en el minuto 37 con un 17-24 en el marcador.

El Recoletas siguió intentando aguantar, ahora un con un Diego Camino buscando con inteligencia los espacios, el pase al pivote, o la continuidad. La impaciencia provocó errores del Recoletas, y ahora cada pérdida se convertía en gol para un Barça que corría con todo hacia delante (20-28, minuto 44).

Los locales fueron perdiendo fuelle e intensidad a medida que el Barça se iba alejando en el marcador y la posible sorpresa se iba esfumando (21-32, minuto 50). El Recoletas Atlético Valladolid ya no pudo seguir el ritmo anotador de su rival y el partido fue muriendo sin el mínimo resquicio a un giro de guión. 

Al final, el Barça se marchó de Huerta del Rey con 12 goles de diferencia a su favor (27-39), un gran castigo para los vallisoletanos que demuestra una vez más su superioridad en la Liga Asobal.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (27): Diego Camino (4), Nico López (-), Roberto Turrado (1), Dani Pérez (3), Adrián Fernández (5, 4p), Rubén Río (4), Carlos Calle (portero), Arthur Patrianova (3), César Pérez (portero), Álvaro Martínez (4, 1p), Miguel Martínez (1), Roberto Pérez (1), Robin Dourte (-), Manu García (-), Claudio Ramos (-), Víctor Rodríguez (1).

7 inicial: Nico López, Turrado, Dani Pérez, César Pérez, Roberto Pérez, Manu Garcia y Víctor Rodríguez.

Barça (39): Gonzalo Pérez de Vargas (portero), Raúl Entrerríos (4), Cedric Sorhaindo (-), Lasse Anderson (2), Aitor Ariño (2), Abel Serdio (3), Mamadou Diocou (2), Timothey N’Guessan (3), Aleix Gómez (8, 5p), Thiagus Petrus (-), Jure Dolenec (2), Dika Mem (3), Luka Cindric (4), Alex Pascual (3), Kevin Moller (1, portero), Ludovic Fabregas (2).

7 inicial: Entrerríos, N’Guessan, Alex Gómez, Dolenec, Alex Pascual, Kevin Moller, Fabregas

Parciales cada 5 minutos: 3-2, 5-4, 5-7, 9-11, 12-15, 15-18 -descanso- 17-23, 20-26, 21-28, 21-32, 22-36, 27-39 

Árbitros: Jose Manuel Iniesta y Alberto García. Excluyeron a Dani Pérez (21’), Roberto Turrado (23’), Álvaro Martínez (31’), Manu García (35’), Ludovic Gabregas (37’), Cedric Sorhaindo (48’)

Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey (Valladolid). 4ª jornada de Liga Asobal. 1.850 espectadores.