El Recoletas Atlético Valladolid sumó su tercera victoria fuera de casa en esta temporada. Lo hizo en Logroño ante el hasta hoy imbatido BM Logroño La Rioja (29-32) en un encuentro en el que comenzó mejor, en el que se fue al descanso tres abajo, llegando a ser cuatro en el arranque de la segunda parte, pero en el que supo agarrarse a la pista, sufrir y remontar en el momento clave, en el último cuarto, con un gran Carlos Calle y la dirección de Diego Camino. El guardameta puso el candado a su portería y el central se echó el equipo a sus espaldas. Los gladiadores azules logran de esta manera la primera victoria de su historia en el Palacio de Deportes de La Rioja. 

Los vallisoletanos, tras dos derrotas consecutivas, retoman la senda de la victoria en una de esas pistas donde rara vez se escapan puntos. Lo hiceron con Diego Camino como máximo realizador, con 7 dianas; bien secundado por Abel Serdio y Rubén Río, ambos con 6. Calle, que entró mediada la segunda parte, fue clave con 4 paradas, incluido un siete metros, en los minutos finales.

Los de David Pisonero salieron bien plantados a la pista. Defendiendo en 5-1, supieron parar de inicio el potencial de los riojanos. Abrieron el marcador con un gol del recién estrenado internacional Abel Serdio y se mantuvieron por delante en un arranque de ida y vuelta. En sus minutos inicial, con los pucelanos muy intensos, el portero local, Sergey Hernández, mantuvo a su equipo vivo, ya que la máxima renta a favor del Recoletas fue el 3-5 (minuto 8). 

Víctor Rodríguez y Abel Serdio empezaron viendo portería con facilidad y eso permitió al Atlético Valladolid mantenerse por delante hasta el minuto 20. Un tiempo muerto de Miguel Velasco, unido a algunos errores en el ataque visitante y las paradas de Sergey permitieron al BM Logroño La Rioja colocarse por primera vez en franquicia en el marcador (9-8).

Los últimos 10 minutos de la primera parte se le atragantaron a los vallisoletanos, que acabaron yéndose al descanso con un 15-12 en contra. Dos exclusiones y una última acción sin suerte, acabó con el conjunto local con tres goles de renta.

La segunda parte comenzó como la primera, con un gol de Serdio, que recortaba distancias. Pero en un abrir y cerrar de ojos y tras una exclusión, precisamente, del internacional del Recoletas Atlético Valladolid, los riojanos se pusieron con un inquietante 18-14.

Era un momento de mantener la calma y jugar con paciencia. Y eso hizo el conjunto de David Pisonero, esperando el momento de poder entrar otra vez en el encuentro. Los vallisoletanos primero bajaron la desventaja a los 3 goles y luego a los 2. Por entonces, el técnico dio entrada a Carlos Calle. Los tantos caían de un lado y del otro. Sin tregua. Pero al igual que su rival, el Recoletas aprovechó unos errores en los lanzamientos y una pérdida para pasar del 24-21 en el minuto 44 al 24-24, en el 48. El momento había llegado.

Así, con igualdad, como siempre pide el técnico vallisoletano, se llegó al último cuarto de partido. 25-25 y todo por decidirse. Diego Camino, con una contra, volvió a poner en franquicia al Atlético Valladolid (26-27 y 8 minutos por jugarse). Pisonero acababa de pedir un tiempo muerto y con ese 26-27 lo hizo Miguel Velasco. El duelo en los banquillos también estaba servido. Camino repitió con el 26-28, pero enfrente estaba uno de los mejores de la Liga Asobal. Dos acciones erradas y 28-28.

Entonces emergió la figura de Calle. El portero del Recoletas Atlético Valladolid no solo evitó con sus intervenciones, incluido un penalti, que el electrónico de nuevo se pusiese del lado del rival, si no que se permitió el lujo de marcar desde su portería, lo que hizo que junto a los goles de Miguel y Diego Camino, más otro de Abel Serdio se pasase de ese 28-28 al 28-32 a tres minutos del final. La primera victoria en Logroño parecía cerca. Miguel Velasco agotó sus tiempos muertos, los vallisoletanos jugaron con cabeza y el triunfo se vino para Valladolid.

El Recoletas Atético Valladolid, con esta cuarta victoria de la temporada, llega a los 9 puntos en la clasificación de la Liga Asobal.

FICHA TÉCNICA

BM Logroño La Rioja (29): Sergey Hernández (portero), Vanja Ilic (5), Juan del Arco (1), Edu Cadarso (-), Imanol Garciandía (2), Balint Fekete (1), Tomislav Kusan (7) –siete inicial-, Erik Balenciaga (3), Miguel Sánchez-Migallón (2, 1p), James Junior Scott (1), Javi Muñoz (3), Tomás Moreira (3) y Lazar Kuzic (1).  

Recoletas Atlético Valladolid (32): César Pérez (portero), Adrián Fernández (3), Abel Serdio (6), Roberto Pérez (-), Miguel Camino (2), Manu García (1), Víctor Rodríguez (4) -siete inicial- Diego Camino (7, 1p), Nico López (-), Héctor González (-), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (2), Rubén Río (6), Miguel Martínez (-), Gastón Mouriño (-) y Carlos Calle (1 gol).

Parciales cada 5 minutos: 2-3, 5-5, 6-6, 9-8,11-10, 15-12 -descanso-, 18-14, 21-19, 24-22, 26-25, 28-30 y 29-32. 

Árbitros: Óscar Raluy y Ángel Sabroso. Excluyeron a Imanol Garciandía (15’), Nico López (23’), Miguel Martínez (28’), Vanja Ilic (29’ y 36’), Abel Serdio (31’ y 46’), Tomislav Kusan (42’) y Lazar Kuzic (55’).

Pabellón: Palacio de los Deportes (Logroño). 8ª Jornada de Liga Asobal.

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoraba así el encuentro: “El partido ha comenzado cara a cara, compitiendo de tú a tú con ellos. Se ha llegado con tres abajo al descanso, que creo que era un castigo para lo que se había visto en la primera pare. Se han llegado a poner cuatro por encima, pero los chicos han estado espectaculares. La identidad de grupo es lo que saca el partido, seguir juntos, pelear juntos, es un mérito muy grande venir, competir y llevarse los 2 puntos. Es verdad que ellos no han tenido su mejor partido pero hay que destacar el trabajo oscuro, de Miguel, de Rober, de Abel, de Nico, de todos, en defensa”.

“Lo mejor que tiene el equipo es que es un grupo, que los cambios no se notan”, ha añadido señalando que las estadísticas que decían que el Recoletas Atlético Valladolid no había ganado en Logroño están para “romperlas. Esto es deporte, el otro día no nos salieron las cosas como queríamos y hoy sí, pero sobre todo por la confianza de los jugadores de puntuar. Los chicos han respondido de una forma espectacular”.