El Atlético Valladolid tuvo que sufrir para conseguir dos nuevos puntos en su visita al Pavelló Blanc i Verd de Bordils. Los guardametas vallisoletanos César Pérez y Gutiérrez fueron los mejores de los castellanos y, sus actuaciones, clave para conseguir la victoria.

El partido empezó con un intercambio de goles que favoreció al Atlético Valladolid, pues llevó ventaja en los primeros minutos de partido, después del gol inicial de De La Rubia. A los cinco minutos, se llegaba con ventaja vallisoletana, tras el penalti anotado por Hernández.

El marcador se mantuvo favorable a los visitantes hasta que, en el minuto 8, el local Nono consiguió superar a César Pérez y poner en ventaja por primera vez al Bordils, que tuvo una máxima superioridad de 2 goles (7-5) a los diez minutos, siendo esta reducida inmediatamente por el Valladolid, que mantuvo el marcador apretado gracias a la buena actuación de sus atacantes, quienes mantuvieron el resultado entre el minuto 15 (8-7) y el 20 (10-9). Poco después de que se cumpliera el minuto 25 de juego, De La Rubia volvió a anotar –esta vez de penalti– para poner de nuevo por delante al Valladolid.

La segunda mitad empezó con la misma fortuna para un Atlético Valladolid que consiguió mantener el empate (13-13) hasta el final de la primera parte y adelantarse (13-14) en el primer minuto de la segunda mitad. Egea amplió la ventaja, pero el Handbol Bordils consiguió reducir otra vez la distancia, impidiendo así que el Valladolid consiguiese escaparse de forma clara en el marcador de un partido muy igualado y que ofreció un buen espectáculo.

Tras superar los cinco primeros minutos de la segunda mitad con empate a 16 en el marcador, el Valladolid consiguió una ventaja de 3 goles (16-19) para llegar al minuto 10 con comodidad, pese a la buena actuación que cuajó el meta local, para nada distante del recital de Gutiérrez en el inicio de la segunda mitad, que se convirtió en un muro infranqueable para los locales, quienes veían cómo el Valladolid se escapaba con una ventaja de hasta cinco goles (16-21). Un gol de David Masó volvió a dar alas al Bordils, que recortó distancias cuando se llegó al ecuador del segundo tiempo y volvió a meterse en el partido, pero cuando estaba más cerca del empate, un nuevo buen parcial del Valladolid le distanció de nuevo en el marcador para volver a una ventaja de 5 goles.

En el último minuto, el Bordils anotó dos goles consecutivos y consiguió la última posesión del partido gracias a una falta en ataque del Valladolid, pero no consiguió aprovecharla. Primero tuvo Combis una opción desde el extremo y, con el tiempo ya consumido, Nono tuvo un último disparo que no ocasionó ningún problema a Gutiérrez.

Vía: Norte de Castilla 
Foto: @handbolbordils