El Atlético Valladolid recibe mañana (20.00 horas en Huerta del Rey) la visita de un clásico del balonmano nacional, el Academia Octavio, un conjunto con mucha historia en la Liga Asobal y que lleva unos años regenerándose. Plagado de gente joven, la escuadra gallega lleva a Valladolid sin conocer aún la victoria pero dispuesta a dar batalla, como ya hiciese la pasada temporada, siendo uno de los conjuntos revelación de la División de Honor Plata, llegando a coquetear con la Fase de Ascenso.

El Atlético Valladolid regresa a casa tras su empate en la jornada inaugural ante el Zumosol Ars Palma del Río y el triunfo en la pista del FC Barcelona B Lassa. "Buscábamos mejorar sensaciones y creo que se hizo. Más que ganar o perder, es fundamental a principio de temporada ir mejorando, tener buenas sensaciones, ver que somos capaces de hacer cosas bien. La gente tiene que estar segura del tipo de juego y que las sensaciones vayan siendo cada vez más positivas", señaló el entrenador, Nacho González, en la rueda de prensa previa al duelo ante el Academia Octavio.

El técnico del conjunto vallisoletano tiene la duda de Sergi Grossi que, con una lumbalgia, no se entrenó ni miércoles ni jueves, además de tener a Filip Kallman con unos problemas en el gemelo que, en principio, no le impedirán jugar.

"El Academia Octavio es uno de los clásicos del balonmano nacional. Lleva unos años intentando quitarse deuda y regenerándose. El año pasado fue uno de los equipos que alegró la competición, consiguiendo resultados sorprendentes, ganando al Barcelona B en la primera jornada y siendo uno de los pocos que se impuso al Teucro", analizó Nacho González, que recordó que pese a que no lleva ningún punto en los dos partidos mantuvo opciones casi hasta el final: "Es un equipo peleón, que corre todo".

"Para ganarles debemos imponer nuestro ritmo de partido y que nos hagan el menor daño posible en el balance, en el contraataque. Tendremos que estar muy concentrados en ese aspecto porque ellos meten muchos goles de contraataque", señaló el técnico del Balonmano Atlético Valladolid.

El Academia Octavio no se ha estrenado aún en este inicio de temporada. Con Javier Fernández, más conocido como Jabato, de nuevo en el banquillo, esta temporada tiene tres caras nuevas, Ángel Iglesias, un extremo derecho del 94 de Cangas; Andrés Piñeiro, un lateral derecho del 93; y Pablo Gayoso, lateral izquierdo. Este verano perdió al extremo izquierdo Cerillo, uno de los jugadores más clásicos, que se ha retirado; aunque mantiene como veterano al portero Jorge García Lloria.

Uno de sus principales peligros, tal y como explicó Nacho González, llega con su primera línea, "muy joven y que lo hace muy bien", con Óscar Silva, Borja Méndez, central del 96 de la selección juvenil, y Rubén Figueirido, en el lateral derecho. También su defensa es clave, ya que permite rápidas contras.

"Estamos entrenando bien y eso siempre es sinónimo de algo positivo. Poco a poco eso tiene que salir en competición. Aunque es pronto para ver una versión muy buena del equipo, que necesita aún tiempo de adaptación y acoplamiento", concluyó el entrenador del Atlético Valladolid.

El Atlético Valladolid-Academia Octavio será el primer encuentro de la temporada en sábado tras los dos primeros jugados en domingo. En el horario habitual de las 20.00 horas y con arbitraje de Escoda Pérez y Sánchez Bordetas.

Atletico Valladolid - Academia Octavio