El Recoletas Atlético Valladolid afronta la 12ª jornada de Liga Asobal visitando al Condes de Albarei Teucro en Pontevedra, un choque que se disputa este próximo sábado a partir de las 20.30 horas. Los gladiadores azules llegan a esta cita después de tres derrotas consecutivas por lo que buscarán recuperar su mejor juego y sensaciones para intentar conseguir su quinta victoria liguera.

El entrenador del equipo, David Pisonero, analizó este desplazamiento y la situación actual del equipo que después de tres derrotas seguidas no está en su mejor momento deportivo. Sin embargo, el técnico es optimista de cara a este próximo choque ante el Teucro. “No hemos estado finos en los dos últimos partidos, sobre todo en la segunda parte del último. Pero estamos bien. Nos quedan cuatro partidos de la primera vuelta y los afrontamos con ilusión”, explicó el técnico.

Pese a las últimas derrotas el equipo mantiene su tranquilidad, explica Pisonero. Serenidad necesaria para afrontar los próximos compromisos del final de la primera vuelta. “En la plantilla no hay más tensión por las derrotas”, dijo Pisonero. “La tranquilidad la tenemos igual que cuando íbamos segundos”, comentó “Estamos donde nos corresponde, esta es nuestra franja, donde tenemos que pelear. Es cierto que tenemos la espinita de que podíamos estar más arriba, pero somos un equipo joven y la irregularidad va con la inmadurez”.

El encuentro del sábado ante el Condes de Albarei Teucro es un duelo importante para el Recoletas Atlético Valladolid, en un momento en el que los gladiadores azules buscan regresar a su mejor juego. “Estamos intentando recomponer la situación, no moralmente, pero sí a nivel de conjunción, de tener las sensaciones de la primera vuelta. Vamos a un campo complicado pero estamos jugando mejor fuera de casa, es un partido de nuestra liga y vamos a competir”.

Y sobre las razones de las derrotas, David Pisonero explica: “He tenido la sensación de que nos falta un poco aumentar al rendimiento al cien por cien de todos los componentes, necesitamos estar todos a un nivel muy alto porque si al final lo llevamos entre 4 o 5 jugadores se nos hacen muy largos los partidos. Somos lo que somos, nos falta esa regularidad”.

“Adri y Diego están manteniendo los partidos, es verdad que necesitamos más aportación de los laterales, más lanzamiento exterior, ellos también lo saben. Tenemos otros recursos pero ante ciertos equipos, sin esos recursos nos hacemos más previsibles”, concluyó.