El Recoletas Atlético Valladolid ya está de nuevo en marcha. La plantilla del equipo de Liga Asobal volvió hoy a los entrenamientos tras el parón navideño de la competición y lo hizo con “muchas ganas de volver a sentir la competición”, tal y como reconoció David Pisonero, entrenador del equipo, en la vuelta a Huerta del Rey.

El entrenador de la primera plantilla, David Pisonero, explicó tras el primer entrenamiento cómo llega el equipo después de los días de vacaciones. “Empezamos de nuevo el trabajo con ilusión, desintoxicados ya de la carga de muchos partidos que tuvimos el pasado mes de diciembre. Tenemos ganas de volver a la normalidad de la liga y de la competición”, dijo el técnico.

El equipo inicia hoy una pequeña pretemporada que le servirá para preparar la segunda vuelta de la Liga Asobal que comenzará el 2 de febrero con la disputa de la 16ª jornada. Los gladiadores azules recibirán la visita en Huerta del Rey del Liberbank Cuenca (2 febrero, 20.00 horas).

Para el entrenador del Recoletas Atlético Valladolid los objetivos de esta minipretemporada serán “volver a coger la forma física adecuada de nuevo, coger ritmo de competición, corregir los errores de la primera vuelta y trabajar en aspectos tácticos que habitualmente entre partidos no tenemos tiempo”.

Además, también puso varias metas para la segunda vuelta de la Liga Asobal que comenzará el 2 de febrero. “Llegamos con la ilusión de volver a rodar para poder empezar la segunda vuelta de la competición. Nuestros objetivos son estar a la altura de la primera vuelta, en puntos y en competición, ser más regulares, y aumentar nuestra contundencia en casa. Lo más importante será ir aumentando nuestra bolsa de puntos”, analizó Pisonero.

David Pisonero ha asistido la última semana a muchos partidos del pasado Campeonato de España de Selecciones Autonómicas, que se ha disputado en Valladolid. Un torneo en el que cuatro jugadores cadetes del Atlético Valladolid se han proclamado campeones con la selección de Castilla y León. Entre ellos está Alejandro Pisonero, hijo del entrenador del primer equipo, junto a Diego Pérez, Matías Bergara y Pablo Herrero. “Estoy muy contento por él y por todos los jugadores del club que han participado”, comenta el propio David Pisonero. “Yo he podido entrenar a Alejandro en infantil y a Pablo en cadete. Pero he disfrutado mucho de verle jugar y de verle a él disfrutar con el balonmano y con el deporte. Estoy encantado de su éxito pero lo más importante es que se lo ha pasado bien. He visto muchos partidos y se ve de otra manera en la grada, he disfrutado un montón de todo el torneo”, añadió.

El técnico del primer equipo también valoró el papel de la cantera del Recoletas Atlético Valladolid en este torneo. “He visto partidos de las diferentes selecciones de Castilla y León masculinas y he tenido envidia sana que ver que casi todas las plantillas estaban llenas de jugadores de León o de Nava, o de otros equipos, y además con mucha responsabilidad. Esto nos tiene que hacer ver que debemos apuntalar aún más nuestra cantera para intentar en un futuro ser más partícipes, y poder contar con más jugadores en estos equipos”, comentó el entrenador. 

Antes del reestreno liguero, el Recoletas Atlético Valladolid disputará tres encuentros amistosos ante el Quabit Guadalajara (viernes 18 enero en Huerta del Rey, 20.00 h), el DS Blendio Sinfín (miércoles 23 de enero en Santander) y ante un rival por determinar el 26 de enero en un torneo en Lugo. Estos tres encuentros servirán a la plantilla de David Pisonero para recuperar el nivel físico, mejorar el nivel de juego y llegar a punto para el arranque de la segunda vuelta.