El Recoletas Atlético Valladolid disputa este sábado 23 de octubre la octava jornada de Liga Sacyr Asobal, visitando al BM Iberoquinoa Antequera en un partido que se disputará a las 18.30 horas en el Pabellón Municipal Fernando Argüelles.

Los vallisoletanos llegan tras su derrota ante el Barça en Huerta del Rey (24-40), y ocupa el puesto 12 con 5 puntos. Después de cuatro partidos sin ganar el Recoletas necesita sumar puntos cuanto antes para alejarse de la zona de abajo de la tabla. Por eso el choque ante el colista de la clasificación y equipo recién ascendido a Liga Sacyr Asobal, BM Iberoquinoa Antequera, se ha convertido en esencial en el calendario de los de David Pisonero. 

Las lesiones seguirán marcando este partido para el Recoletas. A las ya conocidas de Diego Camino, Mauricio Basualdo, Jorge Serrano y el canterano Alejandro Pisonero se sumó esta semana la de Miguel Martínez, que sufrió un esguince de tobillo el miércoles. A pesar de eso, el lateral internacional viajará con el equipo a Antequera y podría jugar.

El propio entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, David Pisonero, es consciente de esta situación alarmante en cuanto a lesiones, que marca el devenir deportivo del equipo, aunque no quiere lamentarse y sí buscar soluciones para competir los próximos encuentros. “No es momento de llorar ni de lamentarse, la plantilla la construimos con mucha ilusión, muy compensada, pero ahora necesitamos más de todos ellos. La actitud y trabajo de la plantilla es espectacular, nada que reprochar en estas circunstancias, y por eso hay que dar valor a lo que hacemos”, explicó hoy Pisonero.

Los dos próximos partidos, ante Antequera y Sinfín, son vitales”, comentó el entrenador. “Son muy importantes para nosotros y ya estaban marcados en el calendario de la primera vuelta. Pero nos llegan en el peor momento, los lesionados nos están marcando el devenir de la temporada, pero esto viene como viene. Además, ahora tenemos la lesión de Miguel Martínez, con un esguince de tobillo, y será duda para el partido del sábado, y si juega lo hará muy mermado”, añadió.

Sobre el encuentro de este sábado ante el BM Iberoquinoa Antequera David Pisonero dijo: “Ante Antequera tenemos que competir, queremos los dos puntos. Es un campo en el que en plenitud podemos competir. Pero tendremos que intentar competir en estas condiciones, la temporada es la que es. Sé que será un partido muy complicado para nosotros, no será sencillo, en un campo favorable para los locales, en el que vamos con lo puesto pero con la ilusión de competir al máximo”.

Por último, el entrenador del Recoletas insistió en que la actitud del equipo debe ser positiva incluso en estas circunstancias que disminuyen la capacidad competitiva de los gladiadores azules. “Esto lo que tenemos, no podemos poner tristeza a esto. Sabíamos que con los cambios de la plantilla iba a ser más complicado porque todos tienen que aclimatarse poco a poco, Si a esto le sumas las lesiones es muy difícil. Pero es lo que tenemos, nuestro trabajo es salvar esto, ahora con otras armas aunque las prestaciones de ataque son limitadas. Tiraremos de otras cosas y viajaremos con mucha ilusión a competir”, analizó el técnico.

La plantilla vallisoletana viajará mañana viernes hasta la provincia de Málaga y jugará por primera vez en Liga Sacyr Asobal ante el BM Iberoquinoa Antequera, rival ante el que ya se enfrentó en División de Honor Plata hasta en cuatro ocasiones, la última en mayo de 2016 con victoria vallisoletana.

Los malagueños llegan a la octava jornada de liga como colistas de la clasificación después de sumar solo 2 puntos en siete jornadas, con una victoria y seis derrotas. Los de Antequera vencieron en la segunda jornada al Logroño (33-31), pero después han encadenado cinco derrotas consecutivas, la última la pasada semana ante el Torrelavega (27-21). “Es la antítesis nuestra, ya que cuentan con ocho o nueve primeras líneas, con una rotación gigante, tiene donde elegir, aunque no han tenido regularidad tras su victoria ante Logroño”, comentó David Pisonero.