El Recoletas Atlético Valladolid afronta este sábado la 21ª jornada de Liga Asobal recibiendo en Huerta del Rey al DS Blendio Sinfín (sábado, 20.00 horas). Los gladiadores azules llegan a la cita en un momento clave de la temporada tras la última derrota ante el BM Benidorm, ya que tiene la necesidad de conseguir una victoria que le permita seguir luchando por entrar entre los ocho primeros de la tabla.

El equipo vallisoletano tiene 17 puntos y ocupa ahora la 12ª posición en la clasificación. Se encuentra a cinco puntos del octavo, que es precisamente el próximo rival de los gladiadores azules, el DS Blendio Sinfín (8º con 22 puntos). El duelo ante los cántabros se antoja determinante para continuar mirando hacia arriba en la lucha por mejorar en la tabla.

David Pisonero, técnico del Recoletas Atlético Valladolid, reconoció hoy que el próximo rival, el DS Blendio Sinfín, “es un equipo muy incómodo para nosotros”. “Su gran apuesta es defensiva, es un equipo muy intenso atrás y si reciben un arbitraje permisivo tienen mucho ganado, son contundentes y si no les penalizan mucho tendrán más opciones”, explicó el entrenador. “Cuenta con una primera línea que está mucho tiempo en pista, con un tirador como Silva que está en estado de gracia, sube bien al contraataque, no pierden balones y con esa rutina es un equipo que hace bastante daño. Nuestra primera premisa es estar a su altura de intensidad, para no llegar a un final apretado que no nos conviene”.

“La verdad es que es el rival de la parte media de la tabla que menos nos va porque es físicamente duro, que nos desgasta mucho. No hay que tener perdidas de balón, no permitir goles fáciles, imponer un ritmo de juego alto y controlar la distancia desde la defensa”, dijo David Pisonero sobre las claves del encuentro.

“Nuestro objetivo sigue siendo no descender, pero debemos luchar por estar lo más arriba posible. Podemos y debemos ganar este partido porque es un rival de nuestra liga”, argumentó el entrenador.

El Recoletas Atlético Valladolid no podrá contar con Miguel Camino, fuera del equipo durante las próximas cuatro semanas por una lesión. “Es un varapalo, y no solo por lo mucho que puede aportar en el extremo sino también por su intensidad por el nivel anímico que transmite al equipo. Además nos reduce las posibilidades defensivas ya que es nuestro especialista avanzado. Tenemos muchas variantes defensivas y ahora tenemos menos”, comentó Pisonero.

También habló sobre la situación del equipo el jugador Rubén Río, que acaba de alcanzar la cifra de 100 partidos disputados en la Liga Asobal. “Es ilusionante pero también es algo anecdótico, hay que seguir trabajando y mejorando cada día”, comentó, una progresión en la que quiso insistir: “estoy intentando mejorar mi faceta defensiva, en la que quizá no destaco como en ataque, para poder jugar más minutos de calidad”, dijo.

Sobre el encuentro del sábado ante el DS Blendio Sinfín, Rubén Río analizó: “Está haciendo una gran temporada, es un equipo muy guerrero, no da un balón por perdido, y hay que estar a su altura de intensidad. Ya ganamos en casa hace una semana y queremos afianzarnos en Huerta del rey. Debemos salir concentrados para estar en partido y así asegurar los dos puntos”.

En esta situación, el Recoletas Atlético Valladolid se mide este fin de semana al DS Blendio Sinfín, un rival que ya superó a los gladiadores azules en el partido de la primera vuelta en Santander (33-32). El conjunto cántabro, dirigido por Rodrigo Reñones por undécima temporada consecutiva, es un recién ascendido a la Asobal pero está firmando una gran campaña como demuestran sus números.

La columna vertebral del DS Blendio Sinfín se fundamenta en el joven central Ander Torriko (95 goles), otro central, Ignacio Valles (86), el lateral derecho portugués Jorge Filipe Fernandes Da Silva (85), el pivote José Manuel Herrero (57), el lateral izquierdo Darko Dimitrievski (51), y los dos extremos: Cristian Postigo (44) y Manuel Ángel Iglesias (41).