El Recoletas Atlético Valladolid vive una de sus semanas más positivas de los últimos meses. El equipo está en un buen momento en la Liga Sacyr ASOBAL gracias a la última victoria ante el Viveros Herol BM Nava. Un triunfo que permite al Recoletas sumar 14 puntos y alcanzar la séptima plaza, igualando su mejor posición esta temporada. 

El nuevo entrenador del equipo, David Pisonero, analizó hoy esta situación y ofreció las claves para el próximo encuentro del Recoletas, el sábado 15 de febrero (18.00 horas) en Santander ante el Liberbank Cantabria Sinfín. “Ante Sinfín será una lucha de intenciones. Nosotros queremos poner un partido intenso, rápido, de ritmo alto, con muchas transiciones, y ellos lo contrario, no les gusta los marcadores altos y un juego más pausado y querrán llevarlo a su terreno donde están más cómodos. Está será la primera gran batalla del partido. Con un marcador alto tenemos más posibilidades y con uno bajo estaremos justos”. 

“Sinfín es un equipo experimentado, con gente muy buena como Silva, que es determinante, sabe a lo que juega y crea problemas a nuestra defensa. Da muchos problemas, no es fácil, es un equipo que nos complica bastante”, añadió sobre el próximo encuentro.

Pisonero también habló del buen momento de César Pérez en la portería. “¿Por qué no aprovechar su buen momento de forma?”, dijo. “La temporada es larga, y más para los porteros, ya que es difícil mantener esos números y tiene que estar bien acompañado”, analizó el entrenador del Recoletas. “El primer consciente es Carlos, que está entrenando muy bien y puede dar a César la continuidad que necesitamos”, explicó Pisonero. “Pero yo no soy de repartir 30 minutos a cada uno, creo que las buenas aportaciones hay que aprovecharlas, el equipo las necesita, y no podemos desaprovechar los minutos de calidad que nos da ahora César. Decidimos apostar por el que nos da más continuidad. Pero cambiaremos si Carlos entra en una buena dinámica, no será problema”, comentó. 

Donde el equipo tiene más problemas es en el puesto de pivote, ya que ha perdido por lesión a Claudio Ramos y desde esta semana también a Álvaro Martínez. “No tenemos opciones de dar recambio”, dice Pisonero. “Robin Dourte está entrenando bien, en trayectoria ascendente, buscando situaciones donde nos da ventaja. Pero de nuevo tendremos que inventar por el camino porque no está Álvaro y la rotación defensiva nos obliga a hacer sacrificios que no nos gustan, con más cambios”, analizó el técnico.

Sobre la situación anímica de Álvaro Martínez, tras conocer su baja obligada, David Pisonero dijo: “Está mal. Es lógico. No es fácil explicarle que debe parar en su mejor momento deportivo, con la confianza que se había ganado, entrenando bien, con un vestuario que le respeta y le quiere. Pero es un tío fuerte, afronta las cosas con madurez, y no es nada de no podamos asumir entre todos”.