El Recoletas Atlético Valladolid, se desplaza mañana jueves al mediodía hasta la provincia de Alicante, donde este viernes retorna a la competición Asobal después del parón de la semana pasada por la ventana de selecciones. Los gladiadores azules se verán las caras ante el potente TM Benidorm a las 20:00 horas en el Palau d´Esports l´illa (J7 Liga Asobal, LaLiga Sports TV).

La calidad del rival, que es sexto en la clasificación con 7 puntos y está invicto en casa hasta el momento con tres triunfos en tres partidos, será un duro escollo para los gladiadores azules, que deberán nuevamente sobreponerse a las ausencias e ir a por todas a una cancha en la que el entrenador, David Pisonero, reconocía hoy en la previa que no ha podido sumar con el Recoletas, ya que en los únicos dos puntos logrados hasta el momento, la temporada 2019-20 por 26-27, era Óscar Ollero el que dirigía al equipo, por lo que Pisonero afirmaba que tiene “muchas ganas de competir este partido”.

El técnico vallisoletano, reconocía no saber que tipo de partido van a afrontar aunque espera “encontrarnos el partido de Torrelavega donde estuvimos competitivos, llevamos la iniciativa y tuvimos posibilidades de victoria, la otra cara es la de Bidasoa donde nos vimos superados por mejor plantilla y mejor juego del rival”, dijo.

Pisonero aludía no obstante en la previa celebrada hoy en Huerta del Rey a la dificultad que se van a encontrar en Benidorm, “es un equipo con mucha calidad y muchas vertientes de juego, capaces de defender abierto y cerrado, que corren y que maneja fenomenal el 7 contra 6, que con una racha de 6-0 te saca del campo y eso ha hecho que nadie haya sumado puntos allí. El planteamiento del partido radicará en prepararnos para llegar al final con oportunidades de victoria”, señaló.

El entrenador del Recoletas ha podido contar desde el martes con los tres jugadores internacionales que han acudido a la llamada de selecciones la anterior semana, Nicolo D´Antino con Italia y Nico García y Pablo Herrero con los combinados españoles junior y juvenil, respectivamente. Pero la enfermería del cuadro castellano sigue repleta y están descartados para el partido los recientemente intervenidos Henrique Petter y Miguel Martínez además de Manu García, Alejandro Pisonero, Tarcisio Freitas y casi seguro Darko Dimitrievski. 

Por ello, el Recoletas deberá tirar de su prolija cantera y Pisonero convocará al juvenil Gonzalo Díez para completar la plantilla, jugador que puede actuar de central y extremo izquierdo, y que se desplazará con el grupo a Benidorm.

Quejarse de las lesiones no va con nosotros, queremos competir y lo haremos en pista con las armas que tengamos”, indicó David Pisonero. “Vamos a exponer el cien por cien en Benidorm, hemos perdido recursos es evidente, pero es un reto bonito porque tácticamente tenemos que plantearlo. Nunca hemos jugado a 11 a 11 al descanso como en Torrelavega, y allí el ritmo lo manejamos muy bien con nuestras armas. No buscaremos un 42-40 porque no tenemos rotación, pero llevaremos el partido a cosas distintas de las que solemos hacer cuando estamos al completo, pero que son necesarias”, analizó el preparador de los gladiadores azules.

Pisonero quiso ser positivo y manifestó además que espera que las circunstancias con las lesiones vayan cambiando y les beneficien de cara a la segunda vuelta de la Liga Asobal, “hemos analizado las lesiones con el cuerpo médico y la preparación física y no hay un patrón, por lo que no es un problema nuestro interno. Creo que este proceso nos va a hacer jugar bien en la segunda vuelta ya que hay jugadores que están asumiendo otras responsabilidades, en defensa estamos bien armados y creo que nos va a permitir crecer. Hay un objetivo de mínimos para poder afrontar la segunda vuelta con tranquilidad que es llegar a mínimo 10-11 puntos y estamos trabajando en la recuperación de los jugadores en función del calendario que nos viene”, explicó el entrenador del Recoletas.

Por último, Pisonero valoró brevemente el enfrentamiento de la R2 de Copa del Rey de la segunda semana de noviembre contra el BM Alarcos, “es un equipo de Plata muy complicado, en las circunstancias en las que estamos nosotros y jugando un partido muy importante después no va a ser fácil, pero no vamos a renunciar y competiremos con las armas que tengamos y ojalá podamos pasar”, comentó.