Nueva victoria del Recoletas Atlético Valladolid en Huerta del Rey para terminar la primera vuelta de la Liga Asobal. Los vallisoletanos se impusieron al Secin Group Alcobendas (25-24) de forma muy apurada, con un gol en el último segundo de Dani Pérez desde el extremo. Un gol espectacular que el jugador vallisoletano supo marcar con maestría casi sin ángulo y con los nervios a flor de piel.

Este lanzamiento ganador de Dani Pérez sirvió para desempañar un poco el irregular partido que firmaron los gladiadores azules. Los de David Pisonero volvieron a salir a la pista desenchufados y arrastraron las consecuencias durante muchos minutos. Los locales permitieron meterse en el partido al colista, el Secin Group Alcobendas, que dominó durante mucho tiempo y quizá mereció más premio en su visita a Huerta del Rey. 

La reacción de los vallisoletanos llegó en la segunda parte, pese a que siguieron lastrados por sus continuos errores de lanzamientos. Pero mejoraron algo en defensa y pudieron ponerse por delante en el marcador por primera vez en el minuto 42 (19-18). Ahí los locales pudieron romper el partido en varias ocasiones pero fueron incapaces. Al final, se llegó a los minutos decisivos con igualdad y ambos se lo jugaron todo en dos ataques. Alcobendas lo hizo bien y empató (24-24), dejando 14 segundos al Atlético Valladolid para un último ataque. La jugada ensayada la culminó un Dani Pérez brillante en un último tiro que levantó a la grada de sus asientos. 

Abel Serdio fue, una vez más, el mejor con 8 goles. También destacó Carlos Calle con 13 paradas. Esta vez acompañados por Rubén Río  (4) y Víctor Rodríguez (3) que se sumaron en la segunda parte. Manu García anotó 3 goles también. En el Alcobendas destacó Alfonso de la Rubia (5 goles).

INICIO IRREGULAR

La primera parte del Recoletas Atlético Valladolid fue un calco de varios inicios de partidos en Huerta del Rey esta temporada, con muchas dudas en defensa y problemas en ataque. El Alcobendas se aprovechó de la debilidad de los locales para ponerse por delante en el marcador desde el principio (3-4, minuto 8), posición que no abandonó hasta el descanso.

A pesar de los intentos de Abel Serdio, el jugador más acertado y eficaz de los vallisoletanos en los primeros 30 minutos, los problemas en la faceta ofensiva fueron una constante con precipitaciones y malas decisiones en los lanzamientos. En el minuto 16, los madrileños ganaban por tres goles (6-9). David Pisonero aguantó hasta el minuto 22 pero tuvo que parar el partido con tiempo muerto cuando la ventaja visitante continuaba inalterable (8-11). Pero los cambios no surtieron efecto y el Secin Group Alcobendas mantuvo su ventaja al descanso (11-14). 

La segunda parte cambió el panorama. Los gladiadores azules mejoraron en defensa con la presencia de Turrado, Nico López y Víctor en el centro. Aumentaron su intensidad y el equipo cogió algo de confianza que fue trasladando al ataque pese al desacierto en los lanzamientos. Un parcial de 4-1 en nueve minutos devolvía la igualdad al marcador (16-16).

Tres minutos más tarde el Recoletas se puso por delante por primera vez en el encuentro (19-18, minuto 42), con un gol de Adrián. Destacó entonces Víctor Rodríguez, con tres goles, y comenzó a aparecer Rubén Río, que ayudaron más a Abel Serdio.

Los vallisoletanos parecían ahora superiores e incluso llegaron a tener 3 goles de ventaja (23-20, minuto 53), pero desaprovecharon varias oportunidades para haberse escapado. El portero bielorruso Patotsky se convirtió en protagonista tras detener un penalti a Abel, una contra clara también a Abel y otro lanzamiento a Víctor. Los errores permitieron recuperarse al Alcobendas (23-23, minuto 56) y se entró en los minutos finales con muchos nervios por ambos equipos.

Calle detuvo un penalti clave pero el Recoletas cometió pasivo en la siguiente jugada y se entró en el minuto final con 24-23 y posesión para el Alcobendas. Una gran jugada colectiva permitió a Gonzalo Velasco empatar (24-24) a falta de 14 segundos. Sin embargo, el Recoletas Atlético Valladolid se guardaba una última bala, con otra gran jugada que culminó de forma brillante Dani Pérez desde el extremo, un gol que dio la victoria a los gladiadores azules.

FICHA TÉCNICA

Recoletas Atlético Valladolid (25): Diego Camino (1, 1p), Nico López (1), Héctor González (1), Roberto Turrado (-), Dani Pérez (2), Adrián Fernández (1), Rubén Río (4), César Pérez (portero), Carlos Calle (portero, 13 paradas), Abel Serdio (8, 3p), Miguel Martínez (-), Roberto Pérez (1), Gastón Mouriño (-), Miguel Camino (-), Manu García (3), Víctor Rodríguez (3).

Siete inicial: Nico López, Turrado, Dani Pérez, Calle, Roberto Pérez, Manu García, Víctor.

Secin Group Alcobendas (24): Santiago López (1), Admir Pelidija (3), Mikel Martin (-), Manuel Catalina (4), Alfonso de la Rubia (5, 1p), José Alberto López (2),  Adrián Torres (-), Gonzalo Velasco (3), Antonio Ortega (3), Jose María Gutiérrez (-), Mario Crespo (-), Ignacio Gimeno (3), Dzmitry Patotsky (portero, 13 paradas), Asier Nieto (1), Stefan Darri Thorsson (-), Mario Nevado (-).

Siete inicial: Admir Pelidija, Manuel Catalina, Alfonso de la Rubia, Antonio Ortega, Ignacio Gimeno, D. Patotsky y Asier Nieto.

Parciales cada 5 minutos: 2-2, 3-5, 6-8, 8-9, 8-13, 11-14 -descanso- 14-15, 16-17, 20-28, 22-20, 23-22, 25-24 

Árbitros: Alberto Macías y Ernesto Ruiz. Excluyeron a Gonzalo Velasco (16’), Manuel Catalina (26’), Ignacio Gimeno (29’), Asier Nieto (32’), Nico López (46’, 50’).

Pabellón: Polideportivo Huerta del Rey. 15ª Jornada de Liga Asobal. 1.889  espectadores.

 

David Pisonero, entrenador del Recoletas Atlético Valladolid, valoraba así el encuentro: “Ha habido dos partes diferenciadas, en la primera no hemos estado y no nos enganchamos, y una segunda de otra manera. Pero cuando dejas llegar a un rival así se hace complicado. Alcobendas está cogiendo poso en la categoría, saben jugar a esto con oficio, y compiten hasta el final si se les dejes entrar”. 

“Hemos hecho 58 ataques, una barbaridad, un partido muy trepidante y rápido. Pero hemos fallado 23 lanzamientos y nosotros no lanzamos de fuera. Llegamos a opciones de lanzamiento, sin embargo hacemos un 45% de acierto, lo que nos ha supuesto un lastre grandísimo. Quizá Alcobendas mereció algo más, seguro, pero les dejamos entrar con este lastre, hemos tenido oportunidades para romper el partido al final, pero les dejamos entrar”.

“Con tres goles arriba hemos tenido una rotación obligada no prevista y nos ha descuadrado un poco. Nos ha complicado y obligado a rotar un par de veces. Pero el equipo ha sabido salir de un pozo, no es fácil”. 

“La última jugada es exactamente la que habíamos planeado. Soy consciente de la efectividad de Dani en espacios pequeños. Nos garantizamos un tiro y él tiene esa efectividad, más de un 70% en entrenamientos”.

“El club es un niño de 4 años en Asobal que tenemos que mimar mucho, todos, porque estamos cogidos con pinzas, es un equipo joven, con entrenador novato y poca experiencia en la categoría. La regularidad no te la da la juventud y adolecemos de eso. Somos lo que somos. Fuera estamos más desinhibidos, cuando no tenemos la presión de demostrar a nuestra gente somos capaces de jugar bien. Nos cuesta entrar aquí, el equipo se mediatiza”.