Ayer jueves tuvo lugar la gala en la que se otorgó el galardón Premio Joven Promesa 2020, que entrega la Asociación de la Prensa Deportiva de Valladolid (APDV) y que en esta octava edición recayó en la patinadora artística Lidia Mateo. En este acto se reconocieron también los méritos de los otros tres finalistas, entre los que estuvo el central juvenil del Recoletas Alejandro Pisonero. Junto a Pisonero, de 16 años, recibieron sus obsequios el jugador de baloncesto Sergio de Larrea (que no pudo acudir y estuvo representado por su hermano) y el gimnasta de trampolín Marcos Crespo.

Las instalaciones del Concesionario Renault Vasa de la capital pucelana, patrocinador principal del evento, acogieron con todas las medidas de seguridad, una gala en la que se dieron cita diversos representantes institucionales del ámbito regional, provincial y local así como otras personalidades. A la ganadora del VIII Premio Joven Promesa le ha correspondido una beca de 1.000 €, mientras que los finalistas han recibido el libre acceso a varias instalaciones de alto rendimiento y a las piscinas municipales y un lote de productos Alimentos de Valladolid, así como diversos libros de las tres instituciones.