El Recoletas Atlético Valladolid visita León en la última jornada de la primera vuelta de la Liga Asobal. Los gladiadores azules se enfrentan al Abanca Ademar León (20.45 horas) en el Palacio Municipal de Deportes de León en un duelo entre dos rivales que tan solo están separados por dos puntos en la clasificación. 

Será un nuevo derbi regional entre el Recoletas y el Ademar, el tercero en Liga Asobal, el cuarto contando la Copa Castilla y León. En los tres anteriores la victoria fue para el Ademar León, aunque los gladiadores azules siempre plantearon batalla. “Este es uno de los partidos grandes de la Asobal, el derbi entre León y Valladolid, un partido bonito que todo el mundo quiere jugar”, explicaba hoy el entrenador del Recoletas, Nacho González, “ganar en León sería poner el colofón a una buena primera vuelta”, añadió.

Aunque la diferencia entre ambas plantillas es grande lo cierto es que la realidad de la clasificación es ahora diferente. Abanca Ademar León es sexto en la tabla con 17 puntos, mientras que el Recoletas Atlético Valladolid es noveno con 15 puntos. “Estamos a dos puntos y ganando podríamos superarles en la clasificación”, dijo Nacho González. “Esa es la realidad, pero para ponerlo en contexto hay que entender que juegan la Champions, una competición muy dura, y les ha pasado factura en la Asobal. Este año ya han perdido más partidos que la temporada pasada completa con, en teoría, mejor equipo. Eso significa que estamos cerca y que no están en su mejor momento. Además, en los derbis todo se acorta un poco”, comentó el técnico. 

“Nosotros tenemos que ser capaces de estar en partido, e intentar sacar provecho de la presión que tiene el Ademar de ganar en casa. Ver si somos capaces de pescar algo en río revuelto”, analizó el entrenador vallisoletano.

“Con este enfrentamiento cerramos los viajes a los equipos de la parte media-alta. En casa nos hemos hecho fuertes, sacando partidos complicados y en León nuestra idea es competir como el día de Huesca, aunque fallamos muchísimo de cara a portería. Pero ese es el camino, competir, llegar a un partido igualado y que a ellos les pueda la presión”, dijo el técnico. 

Así, Nacho González quiso poner toda la presión en el Abanca Ademar León, que se juega mucho en este encuentro. “Para  Ademar este es un partido muy importante. Si pierden se descuelgan mucho de la segunda plaza, su gran objetivo esta temporada. Para la Copa Asobal el FC Barcelona es el gran favorito, por eso considero que su gran partido, con mucha diferencia, es el nuestro”.

“Lo cierto es que el Ademar no está en su mejor momento, pero eso le hace más peligroso si cabe. Han sufrido un par de derrotas ante Benidorm y Logroño tras su clasificación para la siguiente ronda de la Champions”, comentó.

En cuanto a lo deportivo, Nacho González analizó así a su rival: “Ademar León es un equipo que juega la Champions y está entre los 16 mejores equipos de Europa, es un auténtico equipazo, diseñado para jugar en Europa, con un gran fondo de armario, con muchos jugadores internacionales de calidad como los argentinos Sebas Simonet y Vieyra, como Vladimir Cupara, Zivan Pesic o Predrag Vejin, además de nacionales como Juanín o Alex Costoya”.

“Tiene una plantilla completísima, con mucho lanzamiento a distancia con Costoya, David Fernández y Vieyra. También con Carou, Simonet, Pesic, el brasileño Accacio, que también va muy duro para adentro. Tiene extremos de gran calidad como Juanin y Mario López, y una portería muy buena con Vladimir Cupara y Nacho Biosca”.

El Recoletas Atlético Valladolid contará con toda la plantilla al completo una vez que el lateral Rubén Río ya esté recuperado de un proceso vírico que le afectó la semana pasada. “Ya está listo, no en las mejores condiciones posibles, pero mejor”.